Juventud en extasis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 459 (114739 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
PRIMERA PARTE
SEXO POR
PLACER
1
LAS MOTIVACIONES SEXUALES.
Hechizado por las bellas y voluptuosas formas de Joana, la miraba de hito en hito departir
con sus amigas a unos metros de distancia.
Ocasionalmente giraba la cabeza para asegurarse de que su corpulento galán no llegara. Tal
vez había terminado con él y ahora estaba disponible... Apreté la mandíbula enérgicamente.
No debíahacerme ilusiones. El hecho de que la chica más agraciada de la escuela hubiera
asistido sola a la fiesta de fin de curso semestral y que por coincidencia tampoco yo fuese
acompañado no significaba que el destino quisiera nuestra unión. Con todo, la ansiedad
invadió mi cuerpo, como me ocurría siempre que vislumbraba la posibilidad de una
aventura sensual.
Cursaba el cuarto año de la carrera deodontología y me consideraba un verdadero experto
en placeres corporales. Había aprendido (después de no pocos insultos y bofetones) a
seducir mujeres con sobrada destreza. Era capaz de oler las posibilidades de un encuentro
íntimo y, cuando echaba el ojo a una joven, casi siempre lograba conducir mi romance con
ella hasta las últimas consecuencias.
José Luis, el único profesor joven y libertinoque se prestó a acompañarnos a esa fiesta de
despedida, al verme solo se aproximó a mi mesa.
—¿Qué te pasa? —espetó dándome un efusivo golpe en la espalda—. ¿Te libraste al fin de
Jessica, la famosa "virginiacasta"?
Reí con reserva. En el ambiente universitario los chismes corrían rápidamente y no era de
extrañarse que José Luis estuviera enterado de mis conquistas más importantes. Además eraun profesor amigable, a quien alguna vez me acerqué para pedirle consejos.
—Sí— le contesté —. Terminamos hace un par de días. Tú sabes: Jessica es de esas chicas
que te complacen sólo con la condición de casarse al día siguiente.
—Lo suponía. Y ten cuidado. En esta época hay varios millones más de mujeres buscando
matrimonio que hombres, así que...
Asentí sin contestar. El equipo de sonidohabía sufrido un pequeño desperfecto y el
ambiente, sin música estruendosa, era propicio para la conversación. Pero no me apetecía
ahondar más en ese asunto con José Luis, a quien, dicho sea de paso, adiviné un poco
alterado por la ingestión de los primeros alcoholes de la velada.
Observé a Joana que se ponía de pie dirigiéndose al tocador. Quise incorporarme para ir tras
ella, pero lapresencia de mi profesor de anatomía me lo impidió. Contemplé el
extraordinario cuerpo de mi compañera alejándose. Llevaba un vestido de algodón
extremadamente ceñido, como los que usan las bailarinas de ballet, con un amplio escote en
la espalda y un atrevido agujero al frente que ventilaba, a la vista de todos, su ombligo y su
vientre plano.
—Esta noche no se salva —susurré para mí.
—¿Decíasalgo?
—No, profesor... es simplemente que... —y me detuve valorando lo que significaba departir
a solas con José Luis en un ambiente de igualdad. Podría preguntarle todo sobre las dudas
anatómicas que en clase hubiera sido impropio mencionar... Y mi maestro era un joven
sexualmente experto, que además de tener instrucción académica comprobada había vivido
en unión libre tres veces.
—Hayasuntos que no comprendo —retomé—. ¿Por qué las mujeres son tan impredecibles?
De pronto se te ofrecen envueltas en una nube de romanticismo y al rato están agobiadas
por la culpa y la tristeza; a una hora alegres, y a la siguiente iracundas. Visten y se exhiben
para excitar al hombre y luego exigen total respeto. Francamente no las entiendo... ¿Sienten
el mismo deseo sexual que nosotros? Si es así,¿por qué se hacen tanto de rogar? Y, sobre
todo ¿cuál es la razón por la que después de entregarse parecen tan desilusionadas?
Alzó las cejas asombrado por mi cuestionamiento múltiple.
—Esa respuesta te costará por lo menos una copa.
Llamé al camarero con la mano, dejando que José Luis ordenara en cuanto llegó.
-¿Y bien?
—Si deseas entender a las chicas debes partir de lo básico: sus...
tracking img