Kaisen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (948 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 9 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LEONA VICARIO
Fue bautizada como María de la Soledad Leona Camila Vicario Fernández de San Salvador. Nació el 10 de abril de 1789 en la ciudad de México; murió el 21 de agosto de 1842 en el mismolugar.
Sus padres fueron el español Gaspar Martín Vicario y Camila Fernández de San Salvador, natural de la ciudad de San José de Toluca. Leona fue hija única; sus padres se esmeraron en su educación,cosa poco usual con las niñas de la época. Decidieron que Leona no sólo aprendiera a rezar, bordar y tocar el piano -como toda futura dama-; le inculcaron el amor por la historia, la literatura y elarte.
Los padres fallecieron cuando ella era adolescente, dejando en su testamento a don Agustín Pomposo -tío de la niña- como tutor y albacea. Éste se hizo cargo de los bienes y la educación deLeona; compró una casa junto a la suya para que la joven se instalara cómodamente y, al mismo tiempo, tuviera privacidad, otra gran sorpresa para las gazmoñas costumbres de la época.
Leona se aficionóespecialmente por los libros de política, filosofía y ciencias. Conoció al joven Octaviano Obregón y decidió darle sus votos matrimoniales, pero el compromiso nunca llegó a celebrarse pues Octaviano sefue a España y se olvidó del asunto. Para 1809, cuando Leona tenía 20 años, llegó un joven apuesto a trabajar en el despacho de abogados de don Pomposo: su nombre era Andrés Quintana Roo.
Lacomunión fue casi natural; compartían ideas políticas, lecturas e intereses vitales. Al poco tiempo surgió un sentimiento más profundo, que culminaría con la petición de mano de Leona, misma que fue negadapor don Pomposo -realista de hueso colorado-, sabedor de las incendiarias ideas republicanas de Andrés. Como pretexto esgrimió el anterior compromiso de Leona con Octaviano.
Andrés dejó la capital paraenrolarse en el ejército insurgente que luchaba en Oaxaca bajo las órdenes de don José María Morelos y Pavón. En lugar de lamentarse, Leona alentó al novio, pues los dos tenían grandes esperanzas...
tracking img