Kant - lo trascendental

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 26 (6460 palabras )
  • Descarga(s) : 11
  • Publicado : 29 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CONCEPTO DE , en la medida en que éste se constituye en ci único fundamento inconcuso desde el que se funda y justifica cualqtiier otra realidad, y en esto consiste la primariedad del yo o cl yo como realidad primera en el orden de la fundamentación. El yo trascendental no es un yo empírico, que en cuanto tal es intrínsecamente distinto en cada cual, sino un yo puro que «está por encima del yoempírico» y «por tanto, intrínsecamente lo mismo en todos» En cuanto tal, y teniendo presente que lo «empírico es justo la talidad del yo’>, el yo es trascendental, pues «es trascendental aquello en que todo conviene independientemente de su talidad» No es ésta la única razón, en la interpretación de Zubiri, por la que el yo es trascendental, ni quizá la más importante. En efecto el yo puro seenfrenta desde sí los objetos, por lo que es preciso que salga de sí, trancendiéndose; consiste en «trascender». Es pues yo trascendental, O con palabras de Zubiri: «el yo es trascendental porque es puro, esto es, porque consiste formalmente en trascender de sí mismo hacia eí no-yo,> Apúntase tan sólo aquí al carácter de su posibilitación y de apertura de un ámbito, a este carácter funcional yconstitutivo a que se refiere la trascendental kantiano. Mas sólo sugiérese, señalando que por ello el yo es trascendental, pero para en seguida afirmar que es trascendental «pero en sentido clásico”. Y es no sólo en cuanto que por ser puro prescinde de lo empírico y por tanto de toda talidad (ya señalado), sino además y sobre todo porque en cuanto yo puro
~. ~. -

2 Sobre la esencia, Sociedad deEstudios y Publicaciones, Madrid, 1963, 3t edición, pág. 3773 0. c., pág. 374. 4 0. e., pág. 388. 0. e., pág. 377.

EL CONCEPTO DE «TRASCENDENTAL’> EN KANT

9

no es sino «yo como pura realidad.., siendo lo único que es simpliciter en y por sí mismo» «. Y en último término «la trascendentalidad del yo en el sentido de un ir hacia el no-yo se funda en su carácter de pura realidad»7.Evidentemente no es ésta la concepción kantiana del sujeto trascendental y no nos interesa entrar aquí en la discusión de este punto. Sólo queremos señalar e insistir en la reducción por parte de Zubiri del carácter kantiano de lo trascendental como posibilitación de un ámbito de objetividad a lo trascendental del yo como yo real o qua realidad. En este sentido, lo trascendental del yo lo es en susignificación clásica, pero a costa de violentar el genuino sentido kantiano de lo trascendental. Pero el yo es trascendental, continúa Zubiri, en un otro sentido, a saber, «porque al trascender «pone» el carácter trascendental de los objetos» El trascender del yo es posición en que lo puesto es el objeto, entendiendo por éste no cada uno de los objetos, sino tan sólo aquello en que todos los objetosconvienen y han de convenir. Zubiri lo llama objetualidad. Y en este justo sentido «lo trascendental es la objetualidad». Aparece así un nuevo sentido, o mejor «lugar», de lo trascendental. Los objetos, por múltiples y diferentes que sean sus peculiares talidades, para ser tales han de coincidir en un conjunto de rasgos o «categorías», que «constituyen la objetualidad”. Esta observación es sumamenteinteresante para ver cómo en la Crítica de la razón pura se trata de la fundamentación de la metafísica, de bosquejar y caracterizar el conocimiento ontológico. No se puede objetar que la objetualidad es trascendental y que aqm trascendental significa lo mismo que en la filosofía medieval, haciendo la precisión, para ser más rigurosos> de que «no es trascendental por estar puesta por el yo, sinoporque lo puesto es, independiente de que sea puesto, determinación a priori de aquello en que todos los objetos tienen que convenir>’ En resumen, según Zubiri, es trascendental en primer lugar el yo como yo puro que como tal es «pura realidad», teniendo en su carácter de realidad la razón de su trascendentalidad. En segundo
~. ~.

6 7 9

Ibid., 0. c., pág. 378. 0. c., pág. 375. 0. e., pág....
tracking img