Ketzoal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1306 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
KETZOAL

Erase una vez que fue que el rey maya Ketzoal, gobernaba toda Mesoamérica,
su imperio era tal, que todas las civilizaciones tenían miedo hasta de de sus ojos, y no era de extrañar, pues se pintaban estos con sangre de sus prisioneros.

Una mañana que las sirvientas de Ketzoal vinieron a limpiarle sus aposentos,
se percataron de que había desaparecido, llamaron a los guardiasreales, que dieron la alarma, los guardias buscaron por toda la habitación y no encontraron
nada, buscaron por los alrededores del castillo, pero solo encontraron las hileras de esclavos muertos por la caza de esclavos de la semana pasada (la caza de esclavos consiste en soltar a los esclavos, y cuando estén a 3 metros dispararles, y a los que sobrevivan, darles caza con sierras o mazas en la jungla).Al día siguiente un joven sirviente, a cuyos oídos no había llegado la noticia, se acerco a los aposentos de Ketzoal se dio cuenta de que no estaba y como el muchacho era un poco travieso, se acercó a la cama, cogió la espada de Ketzoal y empezó a pelear contra enemigos imaginarios, peligrosos monstruos y reyes aztecas, dio un resbalón con el suelo recién limpio, y calló en secó en unapared, de repente la pared se abrió y descubrió una habitación secreta, tenia cientos de artilugios extraños: frascos con escarabajos de todos los colores y formas posibles, había 2 esferas moradas, el chico las tocó, y se asusto al ver que unos rayos salían de la esfera hacia el, pero algo los retenía, se acercó corriendo a otro artilugio extravagante, este era una caja de cristal, en la que habíaun trozo de metal con luces rojas y verdes, en la caja flotaban una piedra y una hoja, la hoja estaba muy alta, pero la piedra rozaba un poco la superficie debido a su peso, el chico cogió el estrambótico aparato, la piedra tanto como la hoja cayeron al suelo, el chico empezó a flotar hasta llegar al techo, primero se asustó mucho pero luego se tranquilizó, soltó el aparato en la caja y cayó alsuelo, se levantó apoyándose en una mesa donde descubrió una nota que decía así:
Me están persiguiendo, saben a donde
voy, me observan, ven a salvarme, o
quizás sea demasiado tarde.

El muchacho quedó sorprendido por la misteriosa nota que su rey le había dejado. Decidió mantenerlo en secreto, reflexionó sobre el tema, y decidió
ir en busca del rey, temía que le hubiera pasado algo maloal rey, pero no se lo contó a nadie, excepto a su mejor amigo Merol, un perro de unos 6 años perrunos.

Se llevo lo que le quedaba de día para preparar el viaje de el día siguiente.
Al despertar, observó que su madre no se encontraba en la casa, lo cual era raro, le habría gustado despedirse de ella, pero el solo se concentró en la carta de Ketzoal. ¿De qué tendría tanto miedo su rey que nuncatenía miedo de nada? (quien sabe, se dijo para si mismo). Llamó a Merol y salió a la calle, no había nadie, pero esto no le importo, decidió seguir su camino con valentía, cuando salió de la ciudad, ya casi era mediodía, al internarse en la maleza, la luz del sol se había debilitado hasta el punto de que la luna empezaba a verse en el anaranjado cielo.
En la inmensa jungla donde se solían oírvariedad de sonidos estaba sumergida en el silencio, el chico encontró una huella, que no era habitual, siguió el rastro y al poco camino encontró un trozo de tela de buena calidad, enseguida supo que era de su rey, y decidió que ese era el camino correcto, siguió encontrándose trozos de tela, hasta un colgante de oro.

Cuando se hizo la oscuridad el chico cogió dos hojas de palmera caídas en elsuelo se apoyo sobre un roca y en seguida se quedo dormido.
El muchacho se despertó a media noche, al oír un extraño ruido entre las hojas, se quedo inmóvil por miedo de que fuera un jaguar, pero en las hojas solo estaba su perro Merol que salio en seguida, el animal correteo feliz encima del chico, el chico volvió a caer por el cansancio.

A la mañana siguiente el muchacho se levanto al oír un...
tracking img