Kharisiri un mito sin reolver

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2015 palabras )
  • Descarga(s) : 18
  • Publicado : 23 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Por: edwin Mamani Huacani VISLUMBRE REFERENTE A LA HISTORIA DE LOS AYMARAS Los aymaras aparecen después de la decadencia de Tiahuanaco imperial (específicamente después de Hanan Taypicala -W.Espinoza-1996) se sabe de su origen, según los cronistas españoles y documentos del siglo XVI, los aymaras vivieron del sur (Coquimbo y Copiapó y pamapas de la Argentina) a poblar el actual espacio aymara,desde Qillacas hasta Lupaqa – Chucuito y Hatun Colla. Lo que quiere decir que los aymaras se desplazaron desde el Sur hacia el norte invadiendo pueblos existentes. Cuando los aymaras ya habían consolidado su vida por la organización en señoríos o estados regionales, como pudieron ser los Lupaqa, Pakaje, Qulla, Karanka y la confederación de los Charcas, la expansión inca estaba en su fase local, sudominio llegaba solamente hasta la zona alrededor del Cuscu. Sin embargo, según Gracilazo de la Vega, a partir del cuarto Inca Mayta Cápac empezó la conquista de los aymaras. Pero esta conquista inicial no duró mucho tiempo, ya que después de todas las conquistas realizadas por la fuerza, una vez que los incas habían retornado al Cusco, los pueblos aymaras, no fueron gobernados; y sólo más tardecon el traslado de una panaca incaica (descendientes del Inca, menos el Heredero) a Copacabana, lograron consolidar su conquista, especialmente con los incas Túpac Yupanqui y Huayna Cápac. Pero de todos modos, la verdadera conquista inca comenzó con el inca Pachacutec. LOS LUPAQA Y QHARI (SU MALLKU-GOBERNADOR). Los Lupaqas en el siglo XVI políticamente se dividían en 2 mitades: la parcialidad deHanansaya cuyo gobernante mallku era Cari, y la parcialidad de Hurinsaya, cuyo gobernante mallku habría sido Kusi. Este tipo de división se derivaba de su cosmovisión. Consideramos aquí como en La Crónica del Perú de Pedro Cieza de León (1550), Khari salió del valle de Coquimbo, llegó al pueblo de Chucuito, luego se dirige a las Islas del Titicaca, donde combatió con mucha gente que habitaba en ella(Uros), quedando ganador, a su regreso y previa inspección de todo el territorio Lupaqa, ordena construir pueblos como Acora, Ilave, Xulli (Juli), Pomata, Zepita y Yunguyo De acuerdo al capitulo 100 de la Crónica del Perú del Pedro Cieza de León, que,
“antes que los incas reinasen. Cuentan muchos indios de estos collas que hubo en su provincia dos grandes señores, el uno tenía por nombre Zapana yel otro Cari (o sea, Khari en el siglo XVI), y que estos conquistaron muchos pucares, que son sus fortalezas; y que el uno de ellos entró en la laguna del Titicaca, y que halló en la isla mayor que tienen aquel palude gentes blancas y que tenían barbas, con los cuales peleó de tal manera que los pudo matar a todos. Y más dice: que pasado esto tievieron grandes batallas con las canas y con loscanches. Y al fin de haber hecho notables cosas estos dos tiranos o señores que se habían levantado en el Collao, volvieron las armas contra sí dándose guerra el uno al otro, procurando el amistad y favor de Wiracocha inca, el cual trató la paz en Chucuito con Carti, y tuvo tales mañas que sin guerra se hizo señor de muchas gentes de estos collas”.

Curioso entonces el hecho de que en tiempos dePachacútec, de 1440 a 1470 (siglo XV) el imperio incaico empezaba a expandirse por estas regiones, desde Chucuito hasta Desaguadero. Pachacutec, encontró a los emperadores de Lupaqa

a Khari y de los Qollas a Zapana, defendiendo el territorio aymara; y es así como el ejército Lupaca se preparó para lo que iba a ser el cruel y sanguinario enfrentamiento entre ambos bandos: Lupaqas y Collas. Alencontrarse ya las dos tribus en la lugar denominado Bebedero y puestos a entrar en combate, se presentó el ave Lully (símbolo de la paz) para impedir aquello que iba a ser una matanza. Al observar aquel fenómeno, ambas tribus, decidieron poner fin a la batalla y en lugar de ello sellar la paz. (PORTUGAL CATACORA Revista Lully 2003: 3), Interesante darnos cuenta de que la batalla se da en el lugar...
tracking img