Kjhnkjn

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7437 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ARTE Y POLITICA
En el arte auténtico se realiza esta política como crítica (reflexión sobre los límites, relación y movimiento de nuestras capacidades de representación y de acción) como libertad, como respeto y como justicia de lo particular, (de lo que queda indeterminado). La característica política del arte está pues en su recepción estética, pública. Sin embargo, hay "estéticas" que seoponen a esa significación porque excluyen la dimensión crítica: aquella en que la obra despierta un "placer" que obedece a la satisfacción inmediata, irreflexiva, de los sentidos; a la inclinación natural de la que somos presa. Aquí, la obra apunta a lo que no es libertad (autodeterminación) sino naturaleza, y no trasciende el gusto privado. Otra, la estética que genera el abandono a la seducción deobjetos que prometen algo que no pueden dar y seducen los espíritus quitándoles su libertad. Aquella que produce estremecimiento, sensiblería que anula la posibilidad de la libertad de reflexionar. La que concuerda con el "gusto" generalizado o convencional, con el "placer social", con la idiosincrasia, con los lenguajes establecidos e institucionalizados. En estas obras "estéticas", media lo que"es" el dominio de lo conocido y lo establecido. De este modo, esas !obras no son arte, niegan lo posible y afirman el establecimiento. Estas estéticas afectan al "espectador", pero lo hacen acríticamente, apolíticamente. Un arte así interesado es inaceptable, alienante en el sentido más fuerte de la palabra. Ninguno de estos tipos de satisfacción estética puede alcanzar la universalidad delsentimiento y la efectuación de la libertad y de la reflexión en lo público, en los términos que hemos explicado antes.
¿Está el Arte íntimamente ligado a la política? Por supuesto. Y lo está más aún a partir del último cuarto del siglo XX. Ya, en época tan lejana como el Imperio Romano, el arte participaba  de la política o de la ideología política dominante; estaba al servicio _o se correspondía_con la idea del Imperio.
El arte, por supuesto no nació como producto o síntesis de alguna ideología de tipo político. Quizás nació con un sentido mágico-religioso pero no como elemento social preponderante. En sociedades tribales o nómadas la existencia de una ideología, tal como la entiende Duby, es impensable. Si se quiere, la ideología como superestructura hace su aparición con las sociedadesagrícolas bien estratificadas a lo sumo en el II Milenio antes de Cristo. Es notable que fue, precisamente en esas sociedades (egipcia, asiria, hindú…) donde surge el Arte como función social como consecuencia de una ideología.  El ejemplo más palpable podemos encontrarlo en el arte egipcio, donde una ideología, intacta durante tres mil años, produjo un arte único durante el mismo período detiempo. En nuestra época, el arte evoluciona muy rápidamente, en función de los cambios, a veces violentos, de las ideologías o de los sistemas político-sociales.  Duby señala que una de las características de las ideologías es que se presentan en forma “abarcadora”. Esto incluye todas las relaciones sociales, el Arte entre ellas. ¿Influye la ideología en el Arte? Sin duda. Algunas corrientes como elcubismo, el dada, el macondismo, entre otras son respuestas a ideologías de una época; no sólo como simples manifestaciones sino, en la mayoría de las veces, como su antítesis. Algún día, podrán estudiarse cómo eran las ideologías de los pueblos en función del Arte que producían.
En fin, de un arte simbolista (no simbólico, como parece definirlo Castoriadis) se pasa a un arte “comprometido” con elpoder político. Esto se ha mantenido inalterable desde entonces: En la Edad Media, el arte estaba comprometido con la Iglesia, el Barroco fue una respuesta a la Reforma. El Neoclasicismo estuvo muy comprometido con las ideas imperiales de la Francia posrevolucionaria,  el romanticismo, quizás el menos comprometido de todos, fue, sin embargo una respuesta a las crisis del siglo XIX, a la...
tracking img