Koinonia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 34 (8443 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Koinonia
Proviene del griego koinonía, que la vulgata traduce por comunio o comunión; en un primer sentido incluye el término de participación, se trata de tener parte en alguna cosa, tener algo en común o actuar junto con alguien. La raíz koin significa lo que hay en común.
No hay consenso acerca del origen de la palabra, sin embargo se proponen paralelos veterotestamentarios yhelenísticos. En el Nuevo Testamento se pueden distinguir varias connotaciones a este término: cristológicos, pneumatológicos y eclesiológicos. Como por ejemplo:
Estamos llamados a la hermandad con el Hijo (1 Cor 1,9), a la comunión con el cuerpo y la sangre de Cristo (l Cor 10,16); tenemos parte en los sufrimientos de Cristo (Flp 3,10; IPe 4,13). Somos conducidos a la comunión con Cristo y con el Padre (1Jn. 1,3.6). Participamos ya en la gloria que ha de manifestarse (1 Pe 5,1), en la naturaleza divina (2 Pe. 1,4). Tenemos parte en el evangelio a través de la fe y a través de la colaboración en la evangelización (Flp. 1,5; 1Cor 9,23). Una idea muy importante es la koinónia del Espíritu (2Cor 13,13; Flp 2,1). Otros textos tienen un tono más eclesiológico, La colecta de Pablo para los pobres deJerusalén es un acto de solidaridad (2Cor 8,4; 9,13; cf Rom 15,26).
En el Nuevo Testamento y sobretodo en el cuerpo paulino adquiere un sentido místico, que remite al misterio íntimo de la vida divina en la que está llamado a participar el hombre por la gracia de Dios, con un sentido eucarístico y sacramental, que indica la comunión del hombre con Cristo y con un sentido eclesiológico que indica launión de los cristianos entre sí.
Todo esto podría resumirse en: el sentido original de communio es: no ya comunión o comunidad, sino común participación en Jesucristo: Pues fiel es Dios, por quien habéis sido llamado a la comunión con su Hijo Jesucristo, Señor nuestro otros ejemplos nos lo dan los textos de Juan: lo que hemos visto y oído, os lo anunciamos, para que también vosotros estéis encomunión con nosotros… si decimos que estamos en comunión con Él y caminamos en tinieblas, mentimos y no obramos en la verdad
Es únicamente esta participación común en la única realidad de Jesucristo lo que da fundamento a la communnio mutua: Si caminamos en la luz, como el mismo está en la luz, estamos en comunión unos con otros. El apóstol Juan ve la comunión cristiana como fruto directo de lacomunión con la vida divina realizada mediante el encuentro con el señor Jesús. Esto nos resulta evidente apenas nos fijamos en el centro propio y verdadero de la teología de la communnio. San Pablo nos dice que es la participación común (koinonia) en el cuerpo y sangre de Jesucristo lo que da fundamento a la unidad en el único cuerpo de Cristo que es la Iglesia, es decir, el Cuerpo Eucarísticode Jesucristo, es el presupuesto fundamental del único cuerpo eclesial de Cristo.
Un texto que no podemos dejar pasar por alto es el que nos narra Lucas en los Hechos de los apóstoles: Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan y a las oraciones existen varias interpretaciones de modo diferentes al sentido de la koinonia.
Para algunos se trata deunanimidad, para otros se trata de comunión de mesa o comunión bajo la autoridad apostólica o compartir de bienes. Para descubrir el verdadero sentido de este texto, es necesario tener en cuenta tres elementos: la comunidad de fe y esperanza, la unión de los ánimos y su expresión concreta al compartir los bienes. No existiría comunidad digna de este nombre si, entre sus miembros, algunos viviesenen la abundancia y otros estuvieran privados de lo necesario. La koinonia asume el rostro concreto de ese compartir para asegurarle a cada uno lo necesario.
Después del Concilio Vaticano II, el desarrollo de las comunidades eclesiales y el movimiento ecuménico de la unidad de las Iglesias, han puesto de manifiesto la importancia de la comunión eclesial. Sin comunión, no solo es imposible...
tracking img