Krimilda en el final del camino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1150 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Krimilda en el Final del Camino
(Por Ricardo Bretado)

“Luego la saco de la vaina, eso no lo pudo evitar él. Ahora pensaba ella quitarle la vida al heroe. Levantó la espada con ambas manos y le cortó la cabeza. Esto lo vio el rey Atila. Grande fue entonces su pesar” .
Krimilda ha acabado con la vida de su hermano y la de su padre Gunter, el rey de Burgundia, después de que estos dos con suséquito acabaran con todo el ejército huno y también con los guerreros de Teodorico. Pero Krimilda fue asesinada por éste último por no darle una muerte digna a su hermano. Larga lucha se libró por el siglo XIII entre estos dos bandos, cuando al principio se reunieron para celebrar las fiestas de verano. El rey Atila vio pasar ante sus ojos esta serie de eventos trágicos que no se imaginó cuandopidió la mano de la viuda Krimilda. No es culpable que su futura esposa tuviera un pasado, tampoco es culpable de la condición de los humanos ni de la forma en que se arreglaban los deshonores en la época que le tocó vivir. Tal vez es culpable de no hacer una ligera introspección, cegado por el capricho y el amor.
Krimilda muere por primera vez a los pies de su difunto esposo Sigfrido. Se le vacíael alma por los lagrimales y pierde todo sentido de ubicación durante largos años. Así, hundida en el letargo del llanto, sólo puede ser rescatada por una única cosa: la venganza. Ella vivió hasta el final sólo para ver realizado su deseo, pasando sobre miles de soldados que dejaron viudas, no se detuvo ni aunque cayera Rúdeger, un exiliado en tierras de hunos, que dio la bienvenida tiempo atrás alos burgundios. Éste sabía que no era su lucha y que por ello perdería la vida a manos del hermano de su reina. Todos se dejaron arrastrar por la tempestad de una persona, por el poder y la belleza numen; sin cuestionar los mandatos de su soberana, perdieron su humanidad antes que la espada o la pica atravesara sus mallas.
La gloria y el olvido son de las cosas que no se pueden heredar. CuandoSigfrido fue muerto por Hagen, ni su tesoro de lo nibelungos, ni sus victorias pasaron a formar parte de su esposa. Krimilda se quedó en las tierras de los que la habían engendrado y los mismos quienes la habían deshonrado. Pudo irse a tierras de su suegro, mas esta ansiaba el momento en que vería rodar las cabezas de su familia, en especial de sus hermanos, unos por asesinos y confidentes y otrospor no hacer nada ante la situación de evidente deslealtad. Tal vez lo más ofensivo para Krimilda fue saber que toda su familia estaba enterada de lo sucedido y que a pesar de ello no se inmutaron para poner una solución, sino que evitaban tocar el asunto, huyendo de su destino y de la afrenta, después lo pagaron con sus vidas.
Blanca como el brillo de la luna por los rayos solares, relucienteentre todas las doncellas, viveza que se amontonaba en sus rosadas mejillas y un resplandor que la envolvía toda, nacido de sus ojos. Antes, pensar en el amor y el matrimonio, era para Krimilda, una cosa que no quería sufrir. Y a sus pies yacía el ejército huno y el de burngundia; la cabeza de su padre rey y en su mano la de su hermano. Ella había guardado ese pudor durante toda su vida tras lasparedes y espadas de su familia. Sigfrido llegó desde sus tierras para sacarla de ese encierro y mostrarle la vida de cortesana, que llena de lujos y autoridad, era el deseo de la dama. Con júbilo llego a tener la vida anhelada sólo unos pocos años más, antes de que Sigfrido fuera traicionado por su cuñado en la fuente que brotaba al pie de un monte. A pesar de que Hagen le clavó la espada por laespalda, Sigfrido se puso en pie y la removió del punto débil donde no le había caído la sangre de dragón que le hacía la piel impenetrable. Luego acometió un terrible golpe a su traidor que si no fuera porque éste empuñaba la espada, una herida muy grande le provocaría la muerte. Sigfrido, moribundo, aún le reprochó al cobarde y encargó su hijo al rey Gunter. Todos los que acompañaban a Sigfrido...
tracking img