Kundera

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 255 (63561 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL LIBRO DE LOS AMORES RIDÍCULOS

MITOS BOLSILLO

Milan Kundera EL LIBRO DE LOS AMORES RIDÍCULOS

Traducción de Fernando Valenzuela

(Los números entre corchetes corresponden a la edición impresa. Las páginas blancas se han eliminado)

grijalbo mondadori

Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización escrita de los titulares del copyright, bajo las sanciones establecidas porlas leyes, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, así como la distribución de ejemplares de la misma mediante alquiler o préstamo públicos. Título original: Smĕšmé Lásky © 1 Milan Kundera Edición realizada por acuerdo con Tusquets Editores, S. A. © de la presente edición para España y América:GRIJALBO MONDADORI, S. A. Aragó, , 1 Barcelona www.grijalbo.com Traducción del checo de Fernando Valenzuela Diseño de la cubierta: Luz de la Mora Ilustración de la cubierta: Pablo Picasso, Mujer con medias verdes (c. 1). Óleo sobre madera, , x 1, cm. Museo Picasso, Barcelona
Primera edición en Mitos Bolsillo

ISBN: --Depósito legal: B. . Impreso en España . - Cayfosa-Quebecor, Ctra. de Caldes, km 1Santa Perpetua de Mogoda (Barcelona)

Primera parte: Nadie se va a reír Segunda parte: La dorada manzana del eterno deseo Tercera parte: El falso autoestop Cuarta parte: Symposion Quinta parte: Que los muertos viejos dejen sitio a los muertos jóvenes Sexta parte: El doctor Havel al cabo de veinte años Séptima parte: Eduard y Dios

Primera parte Nadie se va a reír

1
“Sírveme un poco másde slivovice”, me dijo Klara y yo no puse objeciones. El pretexto esgrimido para abrir la botella no había sido nada fuera de lo corriente, pero bastaba: ese día yo había recibido una gratificación relativamente importante por la última parte de un estudio mío que se había publicado por entregas en una revista especializada en crítica de arte. La propia publicación del estudio había tenido susmás y sus menos. El texto era pura agresividad y pura polémica. Por eso primero me lo rechazaron en la revista “Pensamiento Artístico”, cuya redacción es más formal y precavida, y por fin lo publicaron en la revista de la competencia, de menor tirada, cuyos redactores son más jóvenes e imprudentes. El dinero me lo trajo el cartero a la Facultad, junto con una carta; una carta sin importancia; acababade adquirir la sensación de estar muy por encima del resto de los mortales y por la mañana apenas la leí. Pero ahora, en casa, cuando el reloj se acercaba a la medianoche y el nivel del líquido en la botella se aproximaba al fondo, la cogí de la mesa para que nos sirviera de diversión. “Estimado camarada y, si me permite ese tratamiento, colega”, empecé a leérsela a Klara. “Disculpe, por favor,que una persona como yo, con la que Ud. no ha hablado en la vida, le escriba esta carta. Me dirijo a Ud. para rogarle que tenga la amabilidad de leer el artículo adjunto. No le conozco a Ud. personalmente, pero le aprecio como persona cuyos juicios, reflexiones y conclusiones me han llenado de asombro, porque su coincidencia con los resultados de mis propias investigaciones es tal que me he quedadocompletamente consternado...” y seguían una serie de elogios a las excelencias de mi obra y una petición: Si tendría la amabilidad de escribir un informe sobre su artículo, un juicio crítico para la revista “Pensamiento Artístico”, en la que desde hace ya más de medio año se lo rechazan y se niegan a prestarle atención. Le dijeron que mi valoración sería decisiva, de modo que ahora me heconvertido en su única esperanza como escritor, en la única lucecilla que le alumbra en la terrible oscuridad. Nos reímos del señor Zaturecky, cuyo rimbombante apellido nos fascinaba; pero nos reímos de él sin ensañarnos, porque los elogios que me dirigía, especialmente en combinación con la excelente botella de slivovice, me habían ablandado. Me habían ablandado de tal modo que en aquellos instantes...
tracking img