La adiccion a los juegos de azar casinos ludopatia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2975 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de octubre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El juego, la “adicción invisible” LUDOPATIA
Publicado el 30 -03 -09 Fuente: Diario de Yucatán
Empezó a jugar porque se sentía sola. Con sus tres hijos saliendo de la adolescencia y el marido en el trabajo fue fácil encontrar refugio en los “centros de entretenimiento”.
De ese modo comenzó la que también se conoce como “la adicción invisible”. En los sitios de apuestas encontró un lugar llenode luz, ruido y, sobre todo, que le hacían olvidar la soledad y el vacío en que vivía, en el que sus hijos ya casi no la necesitaban.
Poco a poco “Lucía” empezó a asistir a casinos con mayor frecuencia y tiempo. Llegó al grado de que necesitaba acudir a jugar para “sentirme bien”.
La emoción que siente por la posibilidad de ganar se disipa cuando pierde, pero esa frustración le hace repetir eljuego una y otra vez. El tiempo pasa, la diversión continúa, pero el dinero se acaba. Comienzan las visitas al Monte de Piedad buscando la forma de sacar dinero para continuar jugando.
¿Ahora qué hago? Pasa el tiempo hasta que se pregunta: ¿Ahora qué hago?, ¿Dónde encuentro ayuda?, ¿Le digo a mi familia? Mientras, el juego continúa y ella conserva la esperanza de salir de la adicción. Ante el gastoexcesivo la familia se da cuenta que algo pasa, empieza a vigilar a mamá y con sorpresa se descubre el problema: una ludópata en casa.
Esta madre de familia tuvo que ser internada en un hospital debido a que ya no podía controlar su adicción.
La ludopatía o adicción al juego crece de manera importante entre las mujeres en Yucatán, especialmente entre las amas de casa, dice el doctor Ariel LugoRodríguez, director de salud mental de los Servicios de Salud en Yucatán (SSY).
El problema, subraya el especialista, se agrava en el interior del Estado, pues numerosas amas de casa usan el dinero del gasto en juegos de azar.
El dinero del gasto “Por ejemplo, en el mercado de Umán hay seis o siete establecimientos donde en cada uno hay cinco o seis maquinitas de apuestas. Por la mañana estánllenos de amas de casa y muchas regresan a sus hogares sin las compras porque se gastaron el dinero en el juego”, expresa.
La ludopatía, explica Lugo Rodríguez, es un problema emergente, que junto con las adicciones o la violencia intrafamiliar afecta a las mujeres. “Alarma ver que cada día se abren más casinos, los cuales, sabemos, están prohibidos”.

DRAMATICO TESTIMONIO DE UNA LUDOPATAPublicado el 19 -03 -09 Fuente: Diario de Quintana Roo
Su irrefrenable afición a los juegos de azar no sólo la llevaron a casi acabar con su patrimonio familiar. Silvia Trujeque Mut intentó ya en tres ocasiones quitarse la vida, la más reciente hace un par de días, agobiada por una enfermedad que amenaza con alcanzar dimensiones de problema público de salud: La ludopatía.
Durante 5 años, la adicciónpor el juego hizo que la quincuagenaria mujer, madre de una joven, perdiera casi medio millón de pesos, un negocio familiar y, lo que resulta peor, los deseos de vivir.
Doña Silvia brindó una breve entrevista a Diario de Quintana Roo, en la que, con reservas, pero consciente de la enfermedad que afronta, comentó los alcances de su vicio por las apuestas.
“Ayer (lunes) por la mañana debíadepositar mil 100 pesos a la cuenta bancaria de mi madre. Ella necesitaba comprar unos medicamentos para controlar sus problemas cardiacos, pero cuando desperté, no pude evitar enfilarme a la Zona Libre (de Belice) para apostar el dinero en una ruleta del casino Las Vegas... Tenía el presentimiento de que la suerte me favorecería en esta ocasión y que hasta podría recuperar todo lo perdido, aunque todotranscurrió como de costumbre. Perdí todo lo que llevaba”.
Un lustro no ha servido a Silvia Trujeque Mut para escarmentar. Perdió ya una vivienda valuada en 190 mil pesos, 60 mil pesos en efectivo, producto del ahorro de muchos años de trabajo y hasta el negocio familiar del que no quiso ofrecer los pormenores.
“No sé qué es lo que me pasa, pero no puedo controlarme. Cuando tengo dinero en las...
tracking img