La alabanza en el tiempo final

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3933 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA ALABANZA EN EL TIEMPO FINAL
Texto Bíblico:
Epístola de San Judas
Cristo dijo que iba a regresar. Constantemente hablaba de su regreso. Podemos leer en Jn. 14:2-3 “En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si no fuera así, os lo hubiera dicho; porque voy a preparar un lugar para vosotros. Y si me voy y preparo un lugar para vosotros, vendré otra vez y os tomaré conmigo; para que donde yoestoy, allí estéis también vosotros.” Aún nos deja un mensaje plasmado al momento de morir, cuando el ladrón “bueno”le dice: “…Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.” (Lc. 23:42). Aún ahí palpitaba la revelación que aunque Jesús se iba a ir, iba a regresar.
Cuando estaba nuestro Cristo en el Monte de los Olivos dando las últimas instrucciones y viene un poder sobrenatural alzándolo alos cielos, estaban sus discípulos con los ojos puestos en el cielo, se les aparecen dos varones con vestiduras blancas y les dicen, “...Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, vendrá de la misma manera, tal como le habéis visto ir al cielo.” (Hch. 1:11). Amados hermanos, quiero decirles una verdad muy grande y esperanzadora:¡CRISTO VOLVERÁ! Yo lo espero. ¿Y tú? Realmente nosotros lo estamos esperando ahora con una nube de testigos y creemos que va a aparecer pronto.
No hablamos de fechas, pero sospecho por todos los datos fidedignos que hay en Su Palabra, que Cristo va a aparecer en el momento que menos se lo espere.
Muchos cristianos aún a estas alturas DUDAN de Su venida o de la inminencia de la misma. “El Señorno se tarda en cumplir su promesa, según algunos entienden la tardanza, sino que es paciente para con vosotros, no queriendo que nadie perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento.” (2 Pe. 3:9). ¡Sí hermanos! ¡Él va a regresar! ¡Él lo prometió! Ya vino a la cita sangrienta, ahora viene a la cita de amor, la cita que es con nosotros. La cita sangrienta era con el pecado para expiar el nuestro.¿Amén? OREMOS.
La aparición del Señor está narrada en Apocalipsis. Pero es interesante notar que antes de este libro final está el libro de Judas. Esto es un poco “sospechoso” que cuando hicieron el canon bíblico, a pesar que fueron 5 los libros escritos por el apóstol Juan, escritos ellos aproximadamente en la misma época (años 90-96 D.C.), no los dejan juntos, sino que meten entre ellos yantes del Apocalipsis el libro de Judas, escrito antes de los 5 libros de Juan.
Juan era el último de los apóstoles del Cordero que vivía. Aún cuando estaban otros ministros como Pablo, Timoteo, Tito, etc., Juan era buscado por los fieles. Él era toda una institución en el Evangelio.
Por eso el imperio romano quiero callarlo y acabar con él y es desterrado a la isla de Patmos, pero es ahí dondeDios le revela el Apocalipsis.
Dios trastoca los planes del diablo y saca provecho de las cosas malas que nos quiere hacer el enemigo.
Ejemplo de esto es Job, “He sabido de ti sólo de oídas, pero ahora mis ojos te ven.” (Job 42:5). Cuando no le había pasado la tribulación que le pasó, sólo OÍA la Palabra, pero cuando pasó la tribulación y venció, él VIO al Señor.
Eso le pasó al ciego que narraJn. 9. Al principio sólo oía al Señor, pues era ciego, pero después, al ser sanado y no sabiendo quién era el Señor, Jesús le pregunta: “¿Crees tú en el Hijo del Hombre? Él respondió y dijo: ¿Y quién es, Señor, para que yo crea en Él? Jesús le dijo: Pues tú le has visto, y el que está hablando contigo, ése es. Él entonces dijo: Creo, Señor. Y le adoró.” (Jn. 9:35-38).
Miremos que hay dos tiempos,un tiempo es el de OÍR y otro tiempo es el de VER. Nosotros estamos ahora en el tiempo de OÍR, por eso las tribulaciones que te vengan no te preocupen, porque en esas tribulaciones el Señor va a pulir tu alma, y dice la Biblia que “Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios.” (Hch. 14:22).
¿A cuántos les gustan las tribulaciones? Sé que a ninguno, pero son...
tracking img