La alegria de vivir

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 203 (50696 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

[pic]

Por Sanaya Roman

1
Alegría de vivir Sanaya Roman
Introducción
Muchos grandes artistas, escritores, hombres de negocios, atletas y músicos han informado que sus más grandes obras, inventos e inspiración parecieron serles «dadas» a partir de una fuente situada más allá de su realidad ordinaria. A menudo, los científicos reciben sus comprensiones y grandes avances nomientras están trabajando ante una mesa, dedicados al estudio de las ecuaciones, sino mientras se encuentran en estado de relajación, quizá mientras se duchan, pasean por la playa, se entregan a sus ensoñaciones, etcétera.
Este libro, Vivir con alegría, me fue «dado» por una fuente de sabiduría a la que llamo Órin, mientras me encontraba en un estado de paz y de conciencia expandida. Recibí estainformación en una serie de sesiones de meditación, a lo largo de un período de varios meses. Mi estado de paz interior era como el que todos experimentamos en esos momentos de conexión con la parte superior de nosotros mismos, cuando contemplamos una hermosa puesta de sol, entregados quizá a la oración, o cuando sostenemos a un niño pequeño en los brazos. Todos nosotros hemos experimentado momentos ennuestras vidas, sobre todo en las crisis, en los que hemos sido repentinamente conscientes de respuestas o soluciones que hasta entonces no habíamos visto. Todos nosotros hemos experimentado momentos en los que actuamos más allá de nuestro nivel habitual de sabiduría, fortaleza y valor. Algunas personas atribuyen esos momentos de conciencia expandida a la parte superior de sí mismas, mientras queotras los atribuyen a la guía espiritual.
Esos momentos de inspiración han sido llamados canalización por unos, el don de la profecía por otros, y una conexión con la mente universal por otros. Yo llamo Órin a mi fuente de guía espiritual. Lo experimento como un maestro amante, sabio y afable, siempre positivo y compasivo.
Órin y yo le animamos a leer este libro por la sabiduría que contiene,no por ninguna afirmación que pueda hacerse acerca de su fuente. Encuentre en él aquello que resuena con la verdad que hay en usted. Yo he servido al tratar de ser lo más transparente posible con objeto de permitir que esta sabiduría fluyera a través de mí sin dejarse dirigir por mis creencias o matizar la información con mis pensamientos.
Este libro puede ayudarle a liberar su corazón y aexpandirse hacia ese más grande potencial que es su derecho de nacimiento. Es un libro para aquellos que valoran las nuevas ideas, de acuerdo con la luz que esas nuevas ideas añaden a sus vidas. Para aquellos que deseen leer más sobre Órin y sobre cómo empecé a canalizar, lean los capítulos 1 y 2, «La primera aparición de Órin » y «Saludos de Órin ». Si lo que desean es enfrascarse directamente en eltexto, empiece a leer a partir del capítulo 3, «Se puede vivir alegremente».
Con este libro, le invito a animar su espíritu y a unirse conmigo en elegir la alegría, en liberar la lucha que hay en su vida, y en abrirse a su potencial para el poder personal y la transformación espiritual. SANAYA ROMAN

-CAPÍTULO 1 La primera aparición de Órin
La gente me pregunta si he sido conocida siempre comouna persona con poderes psíquicos, y me doy cuenta de que he tenido experiencias psíquicas desde mi adolescencia y comienzos de mis años veinte. Al principio, no sabía cómo controlar y dirigir mis comprensiones intuitivas o los estados intensificados de conciencia que experimentaba. Algunas experiencias incluso parecieron asustarme, como la ocasión en que conduje los 190 kilómetros que separanPortland de Eu-gene en un estado alterado de conciencia. En aquel entonces tenía dieciocho años y me dirigía a la Universidad de Oregón para iniciar mis estudios universitarios. Percibí los pensamientos y sensaciones de los ocupantes de todos los coches con los que me encontré durante el transcurso de mi viaje. Aún más asombroso fue el hecho de que, al llegar a Eugene, descubrí que el depósito de...
tracking img