La alfombra roja del terror narco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1007 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 5 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La alfombra roja del terror narco

El escritor mexicano Juan Villoro describe como el narcoterrorismo se ha instalado en el país.
De acuerdo con Andy Carol, todo como será celebre durante 15 minutos, la dicha tiene sentido en una sociedad del espectáculo. La cultura política mexicana prestigia, lo importante no es lo que se ve, sino lo que se oculta.
Durante 71 años el PRI gobernó sinperder ni ganar elecciones democráticas. 2 si ahora no te va bien, el próximo gobierno de la revolución te hará justicia”
La política se rebautizo como la “atenebra” y los arreglos importantes se hicieron en los “oscuritos”. La llegada de la luz resultada peligrosa; el conspirador debía actuar al cobijo de la nocturnidad y “madrugar” a su adversario.
“El que primero dispara, primero mata. Pues bienla política de México, política de pistola, solo conjunta un verbo: madrugar”
Terminado el monopolio del PRI, los códigos de la impunidad se disolvieron sin ser sustituidos por otros. El predominio de la violencia ha disuelto formas de relación y protocolos asentados desde hacía mucho tiempo. Los medios de comunicación ampliaron su margen de libertad, peor trabajan en un entorno donde decir laverdad es progresivamente peligro.
Los monopolios hacen una guerra sucia en los medios durante la campaña presidencial de 2006, presentando al candidato de la izquierda como “ un peligro para México” y reciben un trato que elimina la competencia.
La impunidad no desapareció cuando el PRI perdió la presidencia; se disperso en medio del desconcierto. Es la hermetica tradición de la políticamexicana, los protagonistas salian de escena y morían ain hacer revelaciones ni dejar diarios comprometedores.
El ejecutivo es ya incapaz de determinar la agenda de la informacion. El presidente aparece en las noticias durante unos segundos entre dos asesinatos, un parpadeo oficial en medio de la metralla, el crimen organizado ofrece la nueva simbología dominates. El nacotrafico suele golpear dosveces: en el mundo de lso hechos y en las noticias donde rara vez encuentra un discurso oponente.
Es posible distinguir las firmas de lso carteles: unos decapitan, otros cortan la lengua, otros dejan a lso muertos en el maletero del automóvil, otros los envuelven en mantas, los criminales graban sus ejecuciones y envían videos a lso medios o los suben a You Tobe después d esometerlos a una cuidadosaposproducción.
La victima ignora su sentencia “seria absurdo hacérsela saber puesto que va aprenderla sobre su cuerpo. El narco se apoya en el discurso de la crueldad.
La sentencia no es el fin sino el comienzo de un proceso; el anuncio de que otros podrán ser llamados a juicio, “sino hacer correr la sangre, la ley no es descifrable.”
La narco cultura amplio su radio de influencia a través delos narcocorridos, mucha veces pagados por los propios protagonistas.
Los narcocorridos pertenecen a un sector que mueve el 10% de la economía y causa decenas de asesinatos al día. Hace un par de años un grupo de escritores protesto por que dos narcocorridos fueron suprimidos de un libro de texto.
De acuerdo con J.G. Vallare “el hecho capital, del siglo XX es la aparición del concepto deposibilidad ilimitada. La técnica permite una gratificación instantánea de los deseos y alterna la costumbre. Las redes de distribución del consumo y los inventores progresivamente baratos hicieron que el siglo XX desembocara en la impulsividad recreativa. El pasado y el futuro, los valores de la tradición y la esperanza planeada, acrecen en ese territorio.
La gratificación de lo ilimitado a la queaspiran los nuevos modos de comportamiento adquiere en el relato del crimen el amparo de lo oscuro: 15 min de impunidad para cualquiera.
La reacción psicológica ante una amenaza que crece y riega dinero ha sido darle la espalda, relegarla al espacio sin luz donde solo existe el presente. El instinto de supervivencia ha llegado a aislar mentalmente las zonas de violencia. Mientras los que...
tracking img