La amarga nostalgia sandinista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1418 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 30 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Amarga Nostalgia Sandinista

“La revolución no la hemos ido a buscar; nos la han traído los sucesos, y nos la han traído porque era necesaria”.
Francesc Margall
Fueuna época de incertidumbre, la guerra fría seguía su marcha, pero ahora las tensiones se acrecentaban; en Cuba ya se vivía el amanecer de la revolución y se desnudaba la crisis de los misiles, en Argelia se escuchaba el eco de la guerra de independencia, en el resto de países asiáticos y africanos se hacia pintoresca la escena de descolonización, el Cono Sur vivía décadas de infamia bajogobiernos autoritarios, en cabeza de militares “salvadores” y el panorama para Nicaragua era resultado de la desesperación del pueblo soñador que no quiso abandonar la apasionante batalla. Nicaragua Tan Violentamente Dulce escrito por Julio Cortázar, nos podría dar luces de lo que fue la Nicaragua sandinista luego de que la revolución triunfara, entonces, la idea radica en introducirnos en los ojosdel escritor, de sensibilizarnos junto a él, de percibir en sus testimonios la realidad que muchos se rehúsan a contar para así poder comprender la situación en la cual se estructuraría el FSLN y las dificultades (externas) con las que se tropezaron para que luego de once años naufragara en un sinsabor aquella quimera; sin embargo también sería preciso señalar la manera como este mismo autor caeen un discurso reduccionista en el momento en que no construye una crítica hacia el núcleo mismo del gobierno sandinista .
Era un país arruinado por las garras de una estirpe despiadada. La muerte de Sandino, las elecciones manipuladas, la derogación de la constitución en repetidas ocasiones, convertir a Nicaragua en su propia finca de la cual hacía y deshacía como si fuera su dueño y lo queacabo por colmar los profundos odios fue lo sucedido en el terremoto de Managua con descomunales malversaciones. Y es así como lo recuerda Cortázar: “Nicaragua le fue devuelta a sus legítimos dueños como un muñeco roto, una casa devastada por el más siniestro de los tifones, que no se llamó ni Flora ni Lucy sino Somoza”[1]; estaba claro que esta familia había sido desde los años treinta el enemigo deaquel país centroamericano y con su actitud de dictadores tercermundistas lo que propiciaron sin darse cuenta fue la entrada de ideales insurgentes que serían una nueva solana en el atardecer y que darían fin a esas décadas de despotismo sanguinario y cínico.
Pero desgraciadamente las heridas abiertas que Washington había dejado en su interior no sanaban sino que se convertían en llagas másdolorosas y purulentas que impedían la partida hacia la tranquilidad, ¿Qué clase de democracia era la que trataba de proclamar entonces?, la política de Estados Unidos en la zona era clara; después de ocuparla en varias oportunidades, de tratar de convertirla en una ruta alternativa después de Panamá, de la complicidad tan descarada con la familia de los Somoza, en vísperas de la guerra fría nodejaban de ser desesperados los intentos para acallar la revolución en marcha sintiéndose retados ante la influencia de Moscú. Conocer la venta ilegal de armas a Irán y luego la financiación de las contras dejaba descubrir su vil insolencia ante violaciones al derecho internacional y a los acuerdos de Naciones Unidas, mientras tanto Julio Cortázar también sospechaba lo que se avecinaba: “los otrosgobiernos bailan al compás de Washington y despliegan todo el vocabulario de la democracia tal como se entiende allá arriba”[2] esta realidad era perceptible con la sarcástica creación de la comunidad democrática centroamericana dejando un agujero abierto a la polémica en el momento en el cual de una manera intencionada excluye a Cuba y Nicaragua; se vuelve más evidente la presión militar y...
tracking img