La apuesta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1498 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA APUESTA

El homo sapiens ha llegado a depender de la inteligencia para la existencia. Ya no confiamos en la fuerza para luchar, la velocidad para huir o la máscara protectora de la forma o el color para ocultarnos. El desarrollo de las facultades de la inteligencia nos ha permitido llegar a ejercer un control cada vez mayor sobre nuestro entorno, primero domesticando plantas y animales; ydespués, controlando ciertos procesos más amplios y fundamentales de la naturaleza, o interfiriendo con ellos. Nos hemos convertido en los agentes decisivos de la evolución en toda la biosfera.

El hombre ha apostado a la inteligencia. Tomemos como ejemplo el uso del fuego. Ninguna otra criatura puede encender fuego y actuar después en base al supuesto de que es capaz también de apagarlo. Pero deeso precisamente se trata. El homo sapiens, el hombre “conocedor”, ¿sabe no sólo cómo encender el fuego sino también de apagarlo? Es ésta una cuestión más interesante de lo que a primera vista parece, si tomamos la palabra “fuego” en un sentido más amplio que el literal.

Todo esto constituye importante materia de reflexión. Cuando la línea del hombre se desprendió de los simios superiores, haceunos cinco millones de años, nuestra especie – y con ella, la naturaleza terrestre – aceptó un desafío, que pone en tela de juicio su propia continuidad. Una especie inteligente puede no sólo reproducir y mejorar su medio ambiente, sino también llegar a degradarlo y a amenazar su propia supervivencia. Si la inteligencia humana condujese a semejante fracaso, la extinción de nuestra especieposiblemente desencadenaría también la extinción de toda la vida en la Tierra, con la posible excepción de los insectos y la hierba. La apuesta por el homo sapiens fue la mayor jugada en que la naturaleza pudo haber participado nunca.

El control del fuego fue una movida inteligente: les dio a las dispersas bandas de homínidos un arma pequeña pero decisiva para su peligrosa lucha por la supervivencia.El fuego inspira miedo a todas las criaturas; las llamas y las brasas queman plumas, pelo y piel, si se los toca. Dado que la reacción instintiva es huir, los que dominan el fuego pueden usarlo para protegerse y defenderse. El fuego es también una ayuda importante para asegurar una provisión permanente de alimentos: la carne, que se pudre rápidamente cuando está cruda, se mantiene agradable ycomestible durante bastante tiempo si está asada. Al cocinar los alimentos, los períodos pasivos entre dos partidas de caza, o las épocas de mal tiempo pueden ser sorteadas; ya no es necesario vivir íntegramente al día.

El dominio del fuego, la más inmediata y temible de todas las fuerzas elementales de la naturaleza, no debe haberse producido de pronto y tampoco en un solo lugar. El homo erectus,nuestro antepasado directo, debe haber mantenido fogatas en sitios muy distantes, a través de prolongados períodos de tiempo. Los hallazgos arqueológicos hablan por sí mismos: se han encontrado fuegos encendidos por seres humanos en sitios tan diversos como Zhoukoudien cerca de Pekín; Aragon, en el sur de Francia; y Vertesszollos en Hungría. Al parecer, muchas bandas de homínidos hicieron eldescubrimiento simultáneamente, sin aprender las unas de las otras y aun sin conocerse.

Después de muchos siglos más, los homínidos habrán descubierto que podían encender fuegos, sin tener que esperar el azar de que un rayo incendiara algún arbusto seco. Frotar una madera contra una piedra y soplar las chispas para avivar el fuego fue un notable invento de la inteligencia homínida. Junto con losdescubrimientos anteriores, éste dotó a nuestra especie de un significativo control sobre la naturaleza, mucho mayor que el de cualquiera otra criatura viviente. El camino del homo hacia el dominio biosférico estaba abierto. Ya no tenía que luchar por su supervivencia, con un constante temor de las especies más fuertes; podía construir viviendas, protegerse y almacenar comida.

Una vez asegurado...
tracking img