La araucana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3346 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Universidad Nacional Autónoma de México
Facultad de Filosofía y Letras
Examen extraordinario: Literatura Iberoamericana I
Gabriel Fuentes González

De Meonia a Córdoba: La Araucána entre la dicotomía de la épica clásica.

Advertencia:
Non omnia possumus omnes
Virgilio, Bvcolicae, VIII, 63

Dos son los principales obstáculos a los que nos enfrentamos al emprenderun análisis sobre La Araucana: el primero, su dimensión: treinta y siete cantos divididos en tres partes; número impresionante si lo comparamos a los doce cantos de la Eneida o los diez de la Farsalia. Es una materia, por su dimensión, inadecuada para ser tratada en un trabajo de esta naturaleza y, sobre todo, por un autor de esta naturaleza. Así que, en atención a mis limitaciones y honrando elprincipio horaciano de: “Al que eligiere un asunto a su alcance, ni la facundia lo abandonará, ni lúcido el orden”, decido limitar mi estudio al análisis a sólo la primera parte de La Araucana, (Cantos I-XV). Elegí este primer fragmento principalmente por que en el argumento de Ramona Lagos, según el cual justo hacia el final de esta primera parte (Canto XII) ocurre la “desintegración de laprogramación épica”, tema que trataremos más adelante. De esta manera, si mi intención es atender al poema de Ercilla en su dimensión épica, es lógico que elija la parte inicial en la que su programación épica no se pierde aún.
El segundo escollo lo representa el problema de sus fuentes. Para cuando la primera parte de La Araucana vio la luz (1569) la poesía épica ya contaba con una historia de más deveintitrés siglos y una lista innumerable de obras que se extendía desde los composiciones puramente épicas de Homero, hasta los poemas híbridos del siclo carolingio Orlando innamorato de Boiardo y su continuación, más trascendente aun, el Furioso de Ariosto. Toda esta tradición épica pesa, en menor o mayor medida, en el poema de Ercilla. Por lo que el número de sus fuentes resulta, al igual que lapropia dimensión de la obra, demasiado grande para ser abarcado en este trabajo. De esta manera, limito mi revisión, descartando la tradición renacentista, a la presencia de las epopeyas clásicas dentro de La Araucana, con especial atención a dos obras que representan, respectivamente, dos polos de la composición épica, por una parte la Ilíada de Homero que representa su aspecto más conservador yla Farsalia de Lucano, el más innovador de las epopeyas clásicas.

La Araucána entre la dicotomía de la épica clásica.
En su edición de La tradición clásica de Gilbert Highet, Alatorre anota: “La influencia clásica más notoria en La Araucana es la de Lucano, a quien los poetas clásicos españoles del Renacimiento admiraban porque era a su vez español y porque había en su estilo cierta orgullosaviolencia con la que ellos se sentían afines”. A mi parecer, esta aseveración se ha convertido un lugar común de la crítica literaria, que no es del todo cierta, pues como intentaré demostrar la influencia homérica es, sino mayor, sí igual, a la del poeta cordobés. Una primera forma en la que podemos valorar esta doble influencia es analizando, aun que muy rápidamente, la manera en que Ercillaemplea los principios canónicas de la épica.
Podríamos considerar que son cinco los puntos fundamentales sobre los que se construye la épica clásica, entendiendo por esto, el modelo homérico:
a) La presencia de un héroe épico.
b) Una sola acción verosímil.
c) Objetividad del narrador.
d) Intervención de lo sobrenatural.
e) Presencia de los valores colectivos de una sociedad de los hechosnarrados.
Veamos ahora como se cumplen estos principios, si es que lo hacen, en La Araucana:
a) Los héroe épico tienen como común denominador ser personajes que, por sus acciones o nobleza, se distinguen del resto de los hombres, por lo un rasgo esencial en su caracterización es la llamada “aristía”, vocablo derivado del griego aristea, del verbo Arosteuo: “señalarse como el óptimo”; Bonifaz Nuño...
tracking img