La atlantida, manipulacion genetica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 228 (56917 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Estamos aquí para aprender a amarnos unos a otros. Yo no se que es para que están los otros aquí. (W. H. Auden) Durante los próximos 10 años, la raza humana está destinada a finalmente descubrir los hechos acerca de sus verdaderos orígenes y destino. Como parte de este descubrimiento, tenemos que abordar la abrumadoramente importante pregunta de cómo el fenómeno del mal vino al mundo y dentro dela conciencia de los habitantes humanos de la Tierra. Esta es una pregunta que debería estar en la mente de todo ser viviente, hombre o mujer.

Ha estado con nosotros por milenios, y estará con los niños del futuro si no encontramos la respuesta ahora. Hemos dejado la interrogante del mal en las manos de teólogos y científicos por demasiado tiempo. Esto seguramente es un error, como lodemuestran y lo testifican claramente las víctimas, las instituciones de religión y ciencia han sido los peores proveedores del mal que este planeta alguna vez ha tenido que tolerar. Después de siglos de falsificaciones y criminalidad, ya no podemos permitirnos ver a estos oficios para contestar a este importantísimo enigma del mal. Pero si le damos la espalda, en este respecto, a la religión y a laciencia, ¿significa esto que somos dejados en un vacío? ¿Hay, tal vez, otra respuesta de cómo el Fenómeno del Mal vino a ser? Yo creo que la respuesta está en los antiguos registros de nuestros ancestros y en los mitos y leyendas de las épocas pre y post diluvianas que hablan de la visita de los "dioses" o "ángeles".

Muchos investigadores clave han afirmado que estos seres eran realmente entidadesextraterrestres. Yo abordo quienes eran, porqué vinieron aquí, y mostraré que después de su llevada, ellos establecieron su sede principal en lo que ahora llamamos Atlántida, y de allí, ellos iniciaron un programa de hibridación que duró por siglos. Su interferencia genética de las razas de la Tierra resultó en varias criaturas híbridas, una de las cuales me referiré como "Homo Atlantis". Cada unoy todos los humanos "adámicos" vivientes de los últimos 10 milenios o más es descendiente de este excepcional ser. Cada uno de nosotros tenemos ADN tanto "humano" como "alienígena". Esto es exactamente lo que nos han dicho en todos los diversos mitos del mundo, desde las leyendas Celtas y Arturianas hasta el Ramayana y Mahabharata. También está insinuado por recientes hallazgos científicos en elregistro geológico y en la biología y genética de los humanos, hallazgos que están siendo secuestrados por aquellos con intereses adquiridos en mantener el estatus quo presente. Su mayor prueba, podría uno argumentar, está en el comportamiento misteriosamente destructivo que hemos adoptado nosotros, los modernos humanos, hacia nuestro propio planeta hogar, hacia el reino animal y los pueblosindígenas que han vivido en relativa armonía con el planeta. En mi trabajo, intento mostrar que los descendientes de estos antiguos visitantes están todavía en la custodia del planeta Tierra. Yo demostraré que sus planes no son compatibles con los mejores intereses, presentes o futuros, de la humanidad "Adámica". Debido al curso en avances tecnológicos, nuestro planeta que alguna vez fue bello está ahoraal borde del ecocidio, mientras sus bajas clases políticas y económicas son sujetos a un muy real Nuevo Orden Mundial. Se dice que no hay excusa para la ignorancia de la ley. Sin embargo, es también una verdad que la ignorancia de los hacedores de la ley tampoco es excusa. El juego final de la raza alienígena visitante y sus descendientes está siendo jugada en la actual "Edad Silicón". Avanzarápida e implacable mientras la mayoría de nosotros, preocupados con nuestros papeles domésticos y profesionales, tenemos muy poco tiempo o energía para especular cómo el multifacético fenómeno de nuestro mundo vino a ser. La diestra manipulación por parte de aquellos entre los escalones de poder hacen absolutamente seguro que nuestra atención esté raramente centrada en los legisladores y aquellos...
tracking img