La autoridad docente en cuestión

PERSPECTIVA: PSICOLOGIA 3 Agosto 2009
PROFESOR: LUIS BILLONI
ALUMNO: TRIA OSVALDO ANIBAL

TRABAJO REFLEXIVO SOBRE: LA AUTORIDAD DOCENTE EN CUESTION.

Después de la época militar y con la llegada de la democracia, la autoridad docente es cuestionada no solamente por los adolescentes sino también por los medios de comunicación que muestran episodios y sucesos queconfirman ese cuestionamiento. La compleja tarea de democratizar la educación erradicando los “vestigios de autoritarismo” colocó a la “autoridad” en el lugar de aquello que había que eliminar. Figuras como las del mediador o facilitador del aprendizaje comienzan a imponerse. El discurso acerca de la necesidad de que desaparezcan las distinciones o asimetrías entre maestros y alumnos puede ser leído comouna señal para evitar continuidades culturales con el pasado reciente.
También se menciona a la apatía, el desinterés, la frustración y la dificultad de construir climas de trabajo respetuosos en el aula como consecuencias de esa misma crisis.
El Ministro de Educación Juan Carlos Tedesco nos ofrece en el dossier algunas contribuciones de pedagogos, psicoanalistas y antropólogos, que nos muestracon precisión que tipo de cuestionamiento se plantea hoy a la autoridad, desde cuando y cómo se plantea esa crítica y también algunas ideas sobre por dónde puede hoy reconstituirse una autoridad docente democrática y plural.
La autoridad docente se construye sobre una base institucional y tres pilares personales.

Página 1 de 7
La base institucional consiste en el apoyo y el respaldo que lainstitución, a través de su equipo de conducción, la autoridad no es solo individual sino institucional. El trabajo en equipo, la coherencia y el clima de de la institución fueron siempre factores fundamentales en la construcción de la autoridad educativa.
Con respecto a los tres pilares que debe aportar el docente podemos decir que el primero tiene que ver con su idoneidad profesional. Un buenprofesor comienza siendo autoridad ante sus alumnos cuando demuestra que tiene conocimientos sólidos y actualizados sobre la materia que enseña y que, además, los enseña de manera tal que los alumnos están en condiciones de entender lo que se les presenta. Es decir, sabe mucho y es didácticamente competente. Los alumnos reconocen, en general, a los buenos docentes, por estas cualidades. Lo quesucede es que muchos profesores en sus prácticas pedagógicas aplican un paradigma constructivista muy laxamente entendido que valoran el perfil de guía u orientador que se opone a cualquier forma de transmisión que se asemeje a las lecciones de la época militar, el lugar de docentes y de adultos en la institución escolar muchas veces queda confuso y borroso, pero ¿puede la educación prescindir de laautoridad? Para nosotros (según Ines Dussel y Myriam Southwell) la educación es un asunto en el que algunos deciden que hay algo valioso que transmitir o pasar a otros, y en esa amplia definición ya encontramos que hay una relación de autoridad, la relación pedagógica es una relación de autoridad y es una relación asimétrica, porque ambos miembros de la diada no están en igual relación con elsaber, las normas, las responsabilidades, etc.
El segundo pilar es el plus de cultura que un profesor debe estar en condiciones de poseer (y exhibir) más allá de sus conocimientos específicamente profesionales. Un maestro, un profesor, deberían ser personas medianamente cultas. Una persona medianamente culta es una persona que reúne por lo menos estas características: está razonablemente informada,posee el hábito de la lectura, está en contacto con productos mediáticos de buena calidad.
También estar en posesión de este plus es valorado por los alumnos y dota, a los profesores, de una autoridad que los pone “por encima” (bien entendida esta expresión) del mundo vulgar.
El tercer pilar es su condición de persona adulta y, por lo tanto, madura. En primer lugar una persona adulta tiene...
tracking img