La aventura de ser maestro y sus reflexiones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1545 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 13 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La aventura de ser maestro y sus reflexiones

Tras veinticinco años de recorrido profesional, el autor afirma que se aprende a ser profesor por ensayo y por error. La enseñanza es una profesión ambivalente, ella te puedes aburrir vivir cada clase con una profunda ansiedad; pero también puedes estar a gusto y vivir con pasión el descubrimiento que en cada clase hacen tus alumnos.Corrigiendo errores y apuntalando lo positivo, se pueden abandonar las apariencias y ganarse la libertad de ser profesor: la libertad de decir lo que pienso, de ensayar nuevas técnicas para explicar un tema, de cambiar formas y modificar contenidos.

Como lo expone Esteve, el terror de presentarse frente a un grupo de alumnos solo puede superarse con la práctica, firme compromiso con la docencia ybuena disposición para querer lograrlo.

Unamuno “Era tan hombre y tan maestro, y tan poco profesor que su pensamiento estaba en continua y constante marcha, mejor aun, conocimiento era su vida pensar y sentir y hacer pensar y sentir”.
“Su preocupación por enlazar pensamiento y sentimiento”.

El pensar y sentir de Miguel de Unamuno no es mas que el compromiso y la firme decisión de servir alalumno.

Muchos colegas coinciden en este punto, Mª Carmen Díez, desde la escuela primaria, expresa así su visión la escuela como un sitio adonde vamos a aprender, donde compartimos el tiempo, el espacio y el afecto con los demás.
Fernando Corbalán, un profesor de secundaria, “Y no se piense que sólo se abre la mente a los alumnos, también la del profesor se expande y se llena de nuevosmatices y perspectivas más amplias, y funciona la relación enriquecedora en los dos sentidos.

La escuela desde puntos de vista diferentes se reduce a un espacio enriquecedor donde alumnos y maestros complementan sus perspectivas en un mismo tiempo y con un mismo fin.

Y cuando se crea esa atmósfera mágica en clase, con los fluidos intelectuales en movimiento, pocas actividades hay másplacenteras”. El objetivo es ser maestro de humanidad. Para ello hay que rescatar en cada una de nuestras lecciones, el valor humano del conocimiento. La tarea básica del docente es recuperar las preguntas, las inquietudes, el proceso de búsqueda de los hombres y mujeres que elaboraron los conocimientos que ahora figuran en nuestros libros.

Creo que el rescatar los aprendizajes y saberes en el proceso de laenseñanza es una de las mejores formas de acercarnos al objetivo: poner en movimiento los fluidos intelectuales y crear una atmósfera mágica en clase.

La renovación pedagógica, para mí, es una forma de egoísmo: con independencia del deseo de mejorar el aprendizaje de mis alumnos, la necesito como una forma de encontrarme vivo en la enseñanza, como un desafío personal para investigar nuevasformas de comunicación, nuevos caminos para hacer pensar a mis alumnos... Desde esta perspectiva, la enseñanza recupera cada día el sentido de una aventura que te rescata del tedio y del aburrimiento. Este es el objetivo: ser maestros de humanidad... a través de las materias que enseñamos, o quizás, a pesar de las materias que enseñamos; recuperar y transmitir el sentido de la sabiduría; rescatar paranuestros alumnos, de entre la maraña de la ciencia y la cultura, el sentido de lo fundamental permitiéndoles entenderse a sí mismos y explicar el mundo que les rodea.

Para Esteve la renovación pedagógica es una forma de egoísmo, en cierta forma si lo es, porque se fundamenta en lo que quiero hacer, como lo voy a hacer, con tal de mejorar el aprendizaje de mis alumnos, como convertir mienseñanza en una agradable aventura.
Las dificultades
El primer problema consiste en elaborar tu propia identidad profesional. Las dificultades suelen ser distintas entre los profesores de primaria respecto a los de secundaria. Entre los de primaria el peor problema es la idealización: la formación inicial que han recibido suele repetir con insistencia lo que el buen profesor “debe hacer”, lo que...
tracking img