La búsqueda de la calidad de vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 48 (11828 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL DOMINIO SOBRE LO COTIDIANO: LA BÚSQUEDA DE LA CALIDAD DE VIDA

Juan Carlos de Pablos Yago Gómez López Nuria Pascual Martínez
Universidad de Granada E-mail: jdpablos@goliat.ugr.es

RESUMEN En este trabajo se analiza la materialización de la calidad de vida como uno de los valores dominantes en las sociedades postmaterialistas: qué la produce en la vida cotidiana, qué se hace para lograrla.Partiendo de las distinciones clásicas en el concepto de calidad de vida (elementos objetivos y satisfacción subjetiva; equilibrio y riqueza), se plantean otros componentes en la búsqueda habitual de la calidad de vida. Ésta se hace efectiva a través del consumo, pero lo supera, proporcionando una visión integradora, que abarca desde los elementos de la vida corriente a la propia identidad.Asociada al desarrollo de un proyecto vital, la calidad de vida implica la capacidad para controlar las distintas facetas de la vida. Como contrapartida, supone la continua puesta en juego de los recursos disponibles, en una sucesión continua de tensiones y apuestas que el agente debe resolver para recuperar el sentido de sus relaciones con los entornos social y natural. Se señalan algunas paradojasque impregnan la calidad de vida de un fuerte contenido dialéctico y manifiestan la transformación de las relaciones entre el individuo y la sociedad.

INTRODUCCIÓN: CALIDAD DE VIDA Y VIDA COTIDIANA Aproximarse al estudio de la vida cotidiana no es una tarea sencilla. Como señala Mike Featherstone (1995: 55), «los comentaristas son raudos en destacar que aventurarse en este campo es explorar unaspecto de la vida cuyos rasgos centrales son, en apariencia, escasamente metódicos, y particularmente resistentes a la categorización racional». Sin embargo, el interés en la vida

86/99 pp. 55-78

JUAN CARLOS DE PABLOS, YAGO GÓMEZ LÓPEZ Y NURIA PASCUAL MARTÍNEZ

corriente de la gente corriente es cada vez mayor, pues «la vida cotidiana, con su foco sobre la reproducción y el mantenimiento,las rutinas comunes, la esfera de las mujeres, la receptividad y la sociabilidad, ha ganado ímpetu con la problematización de la legitimidad dominante del mundo de la producción» (Featherstone, 1995: 54). A grandes rasgos, los análisis de Inglehart a partir de diversos estudios de opinión han puesto de relieve algunas transformaciones en la vida cotidiana de quienes viven en las sociedadesindustriales avanzadas: como consecuencia del incremento en el bienestar material y en la seguridad física, surgen los denominados valores postmaterialistas que, al mismo tiempo que destacan nuevas lealtades supranacionales y preocupaciones ecológicas de carácter general, ponen de relieve con notable énfasis las necesidades individuales de pertenencia, autoestima y realización personal, así como elinterés por mejorar en la calidad de vida. Desde luego, con Inglehart, se podría decir que «en toda sociedad industrial avanzada está transformándose lo que la gente espera de la vida» (1991: XXXV). Trabajos como el de Inglehart, en torno al cambio cultural en las sociedades industriales avanzadas, muestran que los nuevos valores tienen su origen en las grandes transformaciones sociales, pero igualmenteque lo que sucede en el entorno inmediato de la gente no es ajeno a su voluntad y a su actuación. El caso español no es diferente. Andrés Orizo (1996), a pesar de constatar, especialmente en los jóvenes, aquello que en la European Value Survey de 1990 se denominó «fragmentación de valores», identifica como valores últimos que sostiene la mayoría de la población el respeto por la vida, la paz, lajusticia y la igualdad, la libertad y la expresión, el amor, la solidaridad y la tolerancia. Y lo mismo sucede en el plano individual, donde Orizo encuentra «un perfil del individuo español más contento consigo mismo que hace años, libre y dueño de su destino, que elige y decide por su cuenta en la vida cotidiana y que lo quiere hacer sin intermediaciones» (1996: XXVI). De acuerdo con Mackay...
tracking img