La banca central

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1528 palabras )
  • Descarga(s) : 42
  • Publicado : 8 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Independencia del Banco Central y la Democracia

Introducción
Durante los últimos años, la independencia de los bancos centrales se ha convertido en algo común en casi todos los países, sin embargo suele afirmarse que el manejo de la política monetaria independiente por parte de los bancos centrales es opuesto a la democracia, para ello se argumenta que los consejeros del banco centralcarecen de legitimidad cuando no son elegidos por votación popular o no pueden ser destituidos por el Ejecutivo o no responden políticamente a sus actos. Por su parte el gobierno asumiría la responsabilidad política por las decisiones del banco central independiente asumiendo el correspondiente costo en futuras elecciones. Este argumento lo usan distintos autores para cuestionar la compatibilidad debancos centrales con un alto grado de autonomía y los principios de la sociedad democrática, llevándolos al extremo de afirmar que en el contexto de un banco central independiente, la política monetaria se haría a espaldas de las autoridades elegidas por el pueblo, pero como justificar la independencia del banco central en relación con la democracia y el gobierno, por eso veremos a continuaciónlo que nos dice Alan S. Blinder en su libro, el Banco Central; Teoría y Practica, en relación a este tema.
¿Cómo justificarse un banco central independiente en el contexto de un gobierno democrático?
1.- Todos sabemos que incluso en las democracias, algunas decisiones poseen un “carácter constitucional” que las aparta de las luchas parlamentarias diarias. Son decisiones básicas que no queremosrevisar frecuentemente y que por lo tanto, deben ser difíciles de revocar. Así, por ejemplo, para enmendar la Constitución de Estados unidos se necesita mucho más que una votación por mayoría de las dos cámaras del Congreso. Los padres fundadores hicieron, pues que fuera casi imposible, pero no totalmente, modificar ciertas normas.
Lo mismo ocurre con la política monetaria. La Independencia de laFed.- que se deriva de la autoridad delegada por el Congreso- hace que resulte muy difícil, pero no totalmente imposible, que los representantes elegidos revoquen una decisión relacionada con la política monetaria. Es el resultado de que unos políticos sensatos tomaran para siempre la decisión de limitar su propio poder, exactamente igual, por ejemplo, que la Constitución hace que sea muy difícilmodificar la duración del mandato del presidente. Lo que hizo que esta decisión fuera “democrática” es que los parlamentos elegidos la tomaran por propia voluntad.
2- El segundo ingrediente que contribuye a hacer que la independencia del banco central sea compatible con la democracia es algo en lo que he hecho hincapié anteriormente: los objetivos básicos del banco son decididos por los políticoselectos, no por tecnócratas sin elegir. Así, por ejemplo, cuando se me decía que la Fed. Debía conformarse con una inflación 3%, yo respondía que la ley de la reserva federal exige unos precios estables, no una inflación bastante baja. Si los ciudadanos piensan que es un error, deben hacer que se modifique la ley.
3.- En tercer lugar, los ciudadanos tienen derecho a exigir honradez a losgestores de sus bancos centrales, observación que acabo de hacer al analizar el asunto de la credibilidad. El banco central se lo debe a la ciudadanía a cambio del enorme poder concedido. Un banco central que disimule o permanezca imperiosamente callado se comporta, a mi juicio, de una manera profundamente antidemocrática. Lo mismo ocurre con aquellos que envuelven las decisiones del banco central enuna retorica engañosa.
4.- Los miembros de las comisiones de los bancos centrales deben ser nombrados por los estándares políticos apropiados. Cuando entré a formar parte de la comisión ejecutiva de la reserva federal en 1994, nombrado por el presidente Clinton me uní a otros cinco hombres y mujeres que habían sido nombrados por los presidentes Reagan o Bush. Ninguno de nosotros había sido...
tracking img