La barra pedagógica interdisciplinaria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6738 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
۞ LA BARRA PEDAGÓGICA INTERDISCIPLINARIA-BPI-
Semiótica, Lenguaje y Educación

Propuesta de una Barra Pedagógica Interdisciplinaria:
Lugar virtual-real, para departir sobre co-educación crítica, investigativa y creativa

POR: ROGELIO TOBÓN FRANCO
RESUMEN

Conviene replantear la educación como una práctica en que los diversos agentes coparticipensin depender unilateralmente de un poder vertical y de una supuesta autosuficiencia ética y cognoscitiva de los educadores de oficio. De este modo se hace posible crear una Barra Pedagógica Interdisciplinaria que gire en torno de la semiótica, la lingüística, la pedagogía, y los demás saberes; Barra que se fundamenta en tres soportes esenciales: la crítica, la investigación y la creatividad; todoello animado por un sentimiento de sincera y auténtica humildad en el conocimiento y en las actitudes educativas.

“Sobre lo desconocido, lo mejor es callar”, sí… y sobre lo (im)posible, ¡asumirlo! Por ejemplo, una probable extinción masiva de las especies, no necesariamente por fuerza de la agresividad humana destructiva, sino por la impersonal y, en todo caso, no “culpable” intervención de unaccidente natural, astronómico o geológico, como ya varias veces ha ocurrido. Es cuando la evolución debe recomenzar su largo, penoso y admirable trayecto, por causa del impacto de un gigantesco meteorito, de un pavoroso volcán, de un terremoto, o del inesperado enfriamiento o calentamiento de la tierra. No obstante, hay otros posibles más consoladores. Sobre ellos, lo mejor es encaminarse,animarse a construir lo que de nosotros pueda depender. Por ejemplo, continuar educándonos, obstinarnos en seguir construyendo la cultura integral, explorando, asimilando nuevos valores, nuevas visiones del mundo, utopías, heterotopías, eutopías *.

Es muy fuerte, a veces, la compulsión de algunos para transformar el mundo, o aun para transformarse a sí mismos y no sólo a los demás. Son tambiénfrecuentes las quejas de que ya es muy poco o nada lo que se puede hacer con la juventud de hoy, con los maestros de hoy, o con las políticas educativas vigentes. Abundan las visiones apocalípticas, francamente pesimistas. Es verdad que lo más aconsejable no es cerrar los ojos ante el progresivo proceso de descomposición, de deterioro, de decadencia en picada de los valores, la caída de los ideales eidealizaciones que, supuesta o realmente, existieron en otros tiempos, adjetivados como “mejores”, no sin cierta nostalgia. Es cuando las luces de la esperanza parecen apagarse. Es cuando los ánimos parecen languidecer, extinguirse hasta convertirnos en seres casi desalmados, sin hálito vital, sin alientos, sin gusto por la vida o por la (im)posible y escurridiza perfección, así ésta se concibaúnicamente como sueño gratificante. Este descorazonamiento y la confusión generada por el surgir de otros valores, que van irrumpiendo en insólitas reorganizaciones y jerarquías, van cediendo su lugar para permitir opciones diferentes, tal vez superiores.

Conviene abrir un espacio para pensar y reflexionar que la educación estuvo, está y estará condenada al fracaso cuando se concibe y se practicacomo imposición vertical, como decreto e intervencionismo, como guillotina del poder que cae, corta el cuello, descabeza a los talentos más promisorios. Se cree, falsamente, que la educación es un oficio, por lo demás exclusivo, de ciertos agentes que tienen por encargo enseñar, instruir, conducir, educar en valores a los otros, rectificar, pontificar, purificar, moralizar, sacralizar ciertosvalores y satanizar los que no encuadran en patrones tradicionales…Pero, entonces, cabe también la pregunta: ¿cuál es el lugar de ese educador?, ¿acaso su misión se reduce a educar a los otros, sufrir, preocupado por tanta desolación y mediocridad?, ¿dónde quedan, entonces, las falencias, los propios faltantes, las necesarias carencias del educador de oficio, en la casa o en la escuela?, ¿dónde...
tracking img