La bella y la bestia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (898 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA BELLA Y LA BESTIA (The beautiful one and the beast) Un mercader antes de partir para un largo viaje de negocios, llamó a sus tres hijas para preguntarles qué querían que le trajera a cada una comoregalo. La primera pidió un vestido de brocado, la segunda un collar de perlas y la tercera, que se llamaba Bella y era la más considerada, le dijo a su padre: "Me bastará una rosa cortada con tusmanos". El vendedor partió y, una vez concluidos sus asuntos, se dispuso a volver cuando una tormenta le tomó inadvertido. El viento soplaba helado y su caballo adelantaba penosamente. Casidesfalleciente por el agotamiento y por el frío, el mercader de improviso vio fulgurar una luz en medio del bosque. Entró decidido y siguió llamando. El mercader, tras meditarlo durante un rato, decidió sentarsea la mesa; con el hambre que tenía consumió en breve tiempo una suculenta cena. Después, todavía intrigado, subió al piso superior. A uno y otro lado de un pasillo largísimo, aparecían salones yhabitaciones maravillosos. Era tarde y el mercader aprovechó la ocasión y se echó sobre la cama; pronto quedó dormido hondamente. Al despertar por la mañana, una mano desconocida había depositado a su ladouna bandeja de plata con una cafetera que lanzaba humo y fruta por doquier. Al igual que la noche anterior, no encontró a nadie y, sacudiendo la cabeza ante tan insólita situación, se dirigió aljardín en busca de su caballo que había dejado atado a un árbol, cuando un hermoso rosal atrajo su atención. Se acordó entonces de la promesa hecha a Bella, e inclinándose cortó una rosa. De improviso, deentre el boscaje del rosal, emergió una bestia horrenda que iba vestida con un bellísimo atuendo; con voz profunda y terrible lo amenazó:-¡Desagradecido! Te he dado hospitalidad, has comido en mi mesay dormido en mi cama y, en señal de agradecimiento, ¿vas y robas mis rosas preferidas? ¡Te mataré!! . El mercader, aterrorizado, se arrodilló temblando ante la fiera:-¡Perdóname! ¡Perdóname la...
tracking img