La bola de sebo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (693 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La lectura de “bola de sebo” nos cuenta cómo fueron aquellas batallas de la época, donde en los pueblos llegaban los soldados, francotiradores y auxiliares, jóvenes y viejos con sus trajes deshechoscon rostros moribundos buscando refugio y alimento, para que después de la derrota tuviesen fuerzas de enfrentar al enemigo en caso de infiltración el cual para los habitantes los invadía el temor desalir a las calles y encontrarse con lo inesperado. Algunos personajes de los más adinerados de la ciudad lograron un permiso para migrar a otro lado, planeando la salida en horas de la madrugadadonde llegaron muertos de sueño y tiritando de frio por la nevada al lugar de partida donde se encontraron tres hombres de los más poderosos de la ciudad con sus respectivas esposas, dos monjas y otramujer conocida desde su niñez como “bola de sebo”, tomo este sobrenombre por su físico. Un hombre preparaba el carruaje, donde solo había cupo para diez personas, los invito a pasar mientras el terminabalos arreglos del viaje. Partieron en medio de la nevada donde el camino ya estaba cubierto de nieve y la hierba congelada que al paso de los caballos fracturaban con los cascos la capa de hielo y loscopos de los arboles ya tenían una gruesa capa de nieve.
Al amanecer se podían diferenciar los rostros de los que estaban en el viaje, de inmediato las esposas de aquellos hombres respetadosiniciaron una cadena de comentarios y reproches contra la joven prostituta y las monjas se escuchaban como si estuviese apostando una carrera en rezos y oraciones.
Estando en horas de la tarde empezaron adecir uno tras otro que tenían hambre, lo que no se percataron ya cargar provisiones en alimentos pensando que estarían en su destino para la hora del almuerzo. Pasadas las horas, bola de sebo saco uncanasto con cuatro botellas de vino, dos pollos en salsa y muchas golosinas, ofreciéndole a las dos monjas, al mozo y al resto de los ocupantes.
Al anochecer llegaron a un pueblo donde pudieron...
tracking img