La caída del liberalismo e. hobsbawn historia del siglo xx

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1927 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capitulo IV Hobsbawn : La caída del liberalismo
I
Uno de los acontecimientos que más impresionó fue sin duda el hundimiento de los valores e instituciones de la civilización liberal. Los valores que debían imperar en el estado y en la sociedad eran la razón, el debate público, la educación, la ciencia y el perfeccionamiento de la condición humana.
El rechazo que existía hasta esta etapa erahacia el sistema económico, no al gobierno constitucional y los principios de convivencia. Excepto en la Rusia Soviética todos los regímenes de las postguerra eran regímenes parlamentarios representativos.
Desde la marcha de Roma durante el gobierno de Mussolini hasta el apogeo de las potencias del eje durante la segunda guerra mundial se registró un retroceso acelerado de las políticasliberales, principalmente cuando Hitler asumió el cargo de canciller en Alemania en 1933.
En ese período la amenaza para las instituciones liberales procedía exclusivamente de la derecha, dado que entre 1945 y 1989 se daba por sentado que procedía del comunismo. Los movimientos socialdemócratas ya no eran fuerzas subversivas, si no partidos que sustentaban al estado y su compromiso con la democraciaestaba más alla de toda duda. Ahora era la derecha la que se mostraba como una amenaza ideológica cuyo movimiento era de posible alcance mundial.
Las fuerzas que derribaron regímenes liberales democráticos eran de tres tipos: todas contrarias a la revolución social, autoritarias y hostiles a las instituciones políticas liberales, y todas esas fuerzas tendían a ser nacionalistas debido alresentimiento contra los extranjeros y porque agitar la bandera nacional era una forma de adquirir legitimidad.
Hubo una segunda corriente de derecha: los estados orgánicos. Estos eran regímenes conservadores que recreaban sus principios como una forma de resistencia al individualismo liberal y al desafío que planteaban el movimiento obrero y el socialismo. Así surgieron diversas teorías corporativistasque sustituían la democracia liberal por la representada por los grupos de intereses económicos y profesionales asociados con los autoritarios burócratas y tecnócratas.
Si bien la iglesia era adversaria al fascismo existieron “fascismos clericales”. El nexo de unión entre la iglesia, los reaccionarios de viejo cuño y los fascistas era el odio común a la Ilustración como doctrina, a la revoluciónfrancesa, la democracia, el liberalismo y especialmente el comunismo ateo.
El antifascismo legitimó por primera vez al catoliscismo democrático en el seno de la Iglesia. Los católicos demócraticos y sociales eran tan solo una pequeña minoría política marginal.
II
Se puede decir que en sí, el fascismo italiano tuvo poco peso. De no haber mediado el triunfo de Hitler en Alemania en los primerosmeses de 1933, no se habría convertido en un movimiento generacional. No es posible identificar al fascismo con una forma concreta de organización del estado. Este compartía el nacionalismo, el anticomunismo, el antiliberalismo, etc con otros elementos no fascistas de la derecha. La principal diferencia entre la derecha fascista y la no fascista era que la primera movilizaba a las masas desde abajo.Pertenecía a la era de la política democrática y popular que los reaccionarios tradicionales rechazaban y que los paladines del estado orgánico intentaban sobrepasar.
Los principales movimientos fascistas no recurrieron a los guardianes históricos del orden conservador, la iglesia y la monarquía.
El fascismo no tenía dificultad en combinar un conjunto de creencias con la modernizacióntecnológica en la práctica, excepto en algunos casos en que paralizó la investigación científica básica por motivos ideológicos. Triunfó sobre el liberalismo al proporcionar pruebas de que los hombres pueden conjugar unas creencias absurdas con un dominio eficaz de la alta tecnología contemporánea.
Los judíos, los cuales eran perseguidos por el fascismo alemán podían servir como símbolos del odiado...
tracking img