La cabaña de lucas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1151 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CABAÑA
DE
LUCAS

Por: Luana Ortega Solana
La cabaña de Lucas

Un viernes de noviembre, los Guzmán una familia feliz integrada por Oscar el papá un hombre temerario con gustos por la naturaleza; Sandra la mamá una mujer alegre y optimista; Paola una adolescente curiosa con una inteligencia notable y Sugar un labrador de dudosa procedencia y los Rincón una familia unida ante todaadversidad conformada por: José el padre hombre de complexión fuerte; Liliana una madre abnegada y Gerardo joven centrado y dócil.

Las dos familias se ubicaron en un plano del bosque para acampar, Oscar y José se ayudaron a armar sus respectivas casas de campaña mientras Sandra y Liliana desempacaban las sillas, la comida, la hielera y lo demás. Paola y Gerardo no muy lejos de ahí jugaban con Sugar conuna pelota la cual aventaron y Sugar corrió por ella y no volvía, Paola le dijo a Gerardo que fueran por Sugar y él le contestó: No, nos alejaremos mucho, mejor hay que avisarle a mi papá, no que tal vuelve y no estamos acá, entonces él accedió a ir a buscar a Sugar.

Mientras tanto en el campamento los padres prendían la fogata porque ya estaba obscureciendo, cuando se percataron que Paola yGerardo no estaban ahí, entonces Oscar y José tomaron sus lámparas y se adentraron al bosque a buscar a sus hijos, mientras Sandra y Liliana esperaban en el campamento por si aparecían sus hijos.

En otro lado del bosque Paola y Gerardo se le hizo de noche, cuando a lo lejos escucharon que Sugar lloraba, Paola dijo: escucha está llorando Sugar vamos a buscarlo, corrieron por un sendero cubiertopor hojas podridas por todo el tiempo que habían estado ahí olvidadas, apenas alumbradas por la luz de la luna que penetraba los árboles como garras. Llegaron al final del sendero y encontraron a Sugar gravemente herido por una cortada en el estomago hecha por talvez un machete, Paola le dijo a Gerardo: se va a morir, ¿Quién le hizo esto?, Gerardo le contestó hay que buscar a nuestro papás selevantaron y al dar la vuelta para salir corriendo sintieron un golpe en la cabeza que los hizo desmayarse.

Cuando Gerardo abrió los ojos empezó a ver dónde se encontraba y se dio cuenta de que estaba colgado de un gancho dentro de u cuarto de una cabaña, en el cual había una mesa frente a él con cuchillos ordenados del más grande al más pequeño llenos de sangre vieja, un estante con frascos quedespedían un olor fétido; con la mirada buscó a Paola y la encontró amarrada de pies y manos en un rincón de ese cuarto, empezó a llamar con voz baja a Paola ella despertó y gritó, pero Gerardo la calló, empezaron a preguntarse dónde estaban, qué había pasado, quien los había llevado ahí; en ese momento se abrió la puerta y entro un hombre alto de más de 2 metros, de complexión delgada pero fuerte,traía un sombrero de ala ancha de color negro, no se le notaba la cara, con una camisa negra de mangas largas, con un reloj notablemente grande que marcaba las dos en punto, con un pantalón de mezclilla de color negro y calzaba unas botas gruesas y lisas, llevaba una manta de color blanca muy limpia.

El hombre misterioso caminó lentamente hacia la mesa y doblo cuidadosamente la manta y la colocóa un lado y empezó a afilar un cuchillo, alzó la cara y dijo: mi nombre es Lucas he vivido en este bosque por veintisiete años, cuando tenía dos años fui a abandonado por mi madre a quien mi padre dejó por otra mujer, al poco tiempo de ser abandonado en esta cabaña fui adoptado por una pareja que no podía tener hijos, mi padre adoptivo me enseño a cazar y mi madre a cocinar, vivimos ocho añosfelices, pero yo cada noche veía por la ventana si mi verdadera madre venía por mi pero hasta hoy no a llegado, un día mis padres adoptivos me dieron una noticia: “nos vamos a la ciudad” yo no podía permitir eso, así que puse en práctica lo que mi padre me había enseñado y como animales los casé, los cocine y me los comí, un poco de carne fresca nunca cae mal, estos últimos 19 años he esperado a mi...
tracking img