La cabaña del tio tom

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3354 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 24 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CABAÑA DEL TIO TOM

de Harriet Beecher Stowe

La autora.

Harriet Beecher Stowe ha nacido el 14 de junio de 1811 en Lichtchfield en el Connecticut. A pesar de una formación puritana-su padre era pastor de una congregación por la tradición de Jonathan Edwards y sus seis hermanos deberán seguir esa vía- su ví no es ni pura ni religiosa. La fé protestante juega sin embargo un papelimportantisimo en su vida.

Después de una sólida base intelectual entamada por sus estudios, se casa en 1835 con Calvin Stowe, pastor y profesor de literatura bíblica. En 1849, ve morir de cólera su sexto hijo, lo que la sume en un profundo dolor. La ley de 1850, que obligaba a denunciar los esclavos, incluso en los de Estados Libres ya, obligaba todas las personas a venir a denunciarlos a lasautoridades, inspirará a Harriet Beecher Stowe un libro entregado por capítulos que empieza a aparecer en 1851, en el "The National Era": La cabaña del tio Tom o la vida de los húmildes (Uncle Tom's Cabin). Esta obra provoca contrarevéses apasionados que tuvieron una influencia determinanta sobre la guerra civil. Traducido en treinta y dos lenguas, se jugó en el teatro hasta 1930. Publica después unasegunda parte en 1856: Dred, historia de una gran marisma maldita.

El éxito de Sra. Stowe es menos válido por su forma literaria sino que ha sido un éxito por la actualidad del tem a en esa época, el problema de la esclavitud siendo un tema que dividía profundamente America de aquellos momentos.
Harriet Beecher Stowe muere el 1 de julio de 1896.

La historia de la obra.

Cuentan que mientrasmillares de vidas se perdían en los campos de batalla de Estados Unidos durante la Guerra de Secesión que entre 1861 y 1865 enfrentó a los estados esclavistas del Sur con los abolicionistas del Norte, el presidente Abraham Lincoln mantuvo una entrevista con la esposa de un predicador llamado Calvin Stowe. Antes de empezar a charlar el político miró risueñamente a la mujer y dijo: «De modo que esusted la mujercita que ha provocado el estallido de esta guerra...».

La anécdota seguramente sea apócrifa, pero sirve para indicar sin exageración alguna la fama y el impacto que había provocado en la sociedad norteamericana un libro firmado por la señora en cuestión: Harriet Beecher Stowe. Su título era La cabaña del tío Tom y ya se han cumplido los 150 primeros años de su publicación.
Eléxito fue innegable, pues la aceptación por el público fue masiva, consiguiendo ser uno de los libros mas vendidos en el siglo XIX. Sin embargo, aquellos años no resultaron fáciles para Harriet Beecher Stowe. La muerte de sus cuatro hijos, la tardanza de Lincoln por proclamar la emancipación de los esclavos en todo el país, y el levantamiento de los nacionalistas del sur, que deseaban conservar susprivilegios sobre la esclavitud. A pesar de ello, la escritora no dejó de trabajar incansablemente.Entre 1862 y 1884 Harriet escribió un libro por año aproximadamente con un éxito más que regular.

Después de su muerte, en 1896, vendrían las críticas a La cabaña del tío Tom, en ocasiones muy duras. En primer lugar se censuró su carácter acentuadamente cristiano que llegaba al punto de convertiral tío Tom en mártir que perdona a su asesino. Si tal énfasis había obtenido gran apoyo en 1852, a finales del siglo XIX los personajes y el tono de la novela eran tachados de insoportablemente santurrones.

Curiosamente, fueron los activistas negros de los años 60 del siglo XX los que se volvieron con más aspereza contra el clásico que tanto había hecho por extender la causa de laemancipación. Para colectivos como los Panteras Negras o los Musulmanes Negros, los personajes de la obra padecían una resignación insufrible en lugar de armarse para combatir la opresión.

En algunos círculos la expresión Tío Tom se convirtió en un grave insulto referido a los que no tenían agallas para enfrentarse con la discriminación racial y las injusticias. Lo políticamente correcto oscurecía así...
tracking img