La caida del halcon negro - mark bowden

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 676 (168866 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]
[pic]
Mark Bowden

BLACK HAWK DERRIBADO

La batalla de Mogadiscio

Traducción de Sofía Noguera Mendía
Título original: Black Hawk Down

Autor: Mark Bowden Traducción: Sofía Noguera Mendía Composición: Víctor Igual, S.L.

© 1999, Mark Bowden
© de la traducción: 2002, Sofía Noguera Mendía © de la versión española: 2002, RBA Libros S.A. Pérez Galdós, 36 -08012 Barcelona rba-libros@rba.es www.rbalibros.es

Primera edición: febrero 2002 Segunda edición: marzo 2002

Reservados todos los derechos. Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida, almacenada o transmitida por ningún medio sin permiso del editor.

REF. NFi-28 ISBN: 84-7901-821-6 DEPÓSITO LEGAL: B. 6.983 - 2002 Impreso por Novagráfik (Barcelona)
Para mi madre, Rita LoisBowden, y en recuerdo de mi padre, Richard H. Bowden
[pic]

«No importa lo que piensen los hombres de la guerra», dijo el juez. La guerra no ha dejado de existir. Es lo mismo preguntar a los hombres lo que piensan de la piedra. La guerra siempre estuvo aquí. Antes de que apareciera el hombre, la guerra ya lo esperaba. El oficio más remoto esperando al último trabajador.

cormacmccarthy, Blood Meridian
ÍNDICE

EL ASALTO 13
BLACK HAWK DERRIBADO 8l
ATRAPADOS 147
EL ÁLAMO ZI5
CNNA 2.77

Epílogo 351
Agradecimientos 3 69
Fuentes 371
Notos 377
índice de materias 399
Glosario 411
w
r >
on >
£ O
[pic]
Matt Eversmann rezó un avemaria cuando despegaron. Estaba sentado, apretujado entre los dos oficiales de vuelo, con las rodillas de sus largaspiernas a la altura de los hombros. Frente a él, encastrados a cada lado del helicóptero Black Hawk, viajaba su «tiza»,[1] doce hombres jóvenes que llevaban chalecos antibalas con bolsillos y compartimientos sobre unos uniformes oscuros de campaña.
Conocía tan bien sus rostros que era como si fueran sus hermanos. Los muchachos mayores de la tripulación, al igual que Eversmann, un sargento mayorque, a los veintiséis años, hacía ya cinco que servía en el Ejército, llevaban años viviendo y adiestrándose juntos. Algunos habían compartido la instrucción básica, la escuela de saltos y la de los Rangers. Habían viajado por todo el mundo, Corea, Tailandia, América Central... se conocían mejor que muchos hermanos. Juntos, se habían emborrachado, metido en peleas, dormido en el suelo de la selva,saltado de aviones, escalado montañas, lanzado por ríos encrespados con el corazón en la boca, se habían tomado el pelo constantemente por las novias o la falta de ellas, habían salido corriendo de Fort Benning en medio de la noche para buscarse en algún barucho o club de striptease de la Victory Drive después de haberse emborrachado y quedarse dormidos o sacado de sus casillas a algún camarero.Mediante todos estos avatares, se habían preparado para un momento como aquél. Era la primera vez que el sargento larguirucho ocupaba un puesto de mando y estaba muy nervioso.
«Ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, amén.»
Era la tarde del 3 de octubre de 1993. La Tiza Cuatro de Eversmann era parte de un cuerpo formado por Rangers del Ejército de Estados Unidosy operadores de la fuerza Delta, y estaba a punto de saltar de forma inadvertida sobre un grupo de líderes del clan Habr Gidr en pleno corazón de Mogadiscio, la capital de Somalia. Este clan decadente, gobernado por el señor de la guerra Mohamed Farrah Aidid, había provocado a Estados Unidos de América y estaba, sin duda alguna, perdiendo soberanía. El objetivo de aquel día eran doslugartenientes de Aidid. El plan era capturarlos y encarcelarlos junto con el número creciente de jefes del clan beligerante en una isla situada a la altura de Kismayo, una ciudad de la costa sur de Somalia. La parte que le correspondía a la Tiza Cuatro en esta misión de llegar, ver y vencer era simple. Cada una de las cuatro tizas de los Rangers tenía adjudicada una esquina de la manzana donde se hallaba el...
tracking img