La caja de pandora

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (556 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
(1)
Zeus, el padre de los dioses del Olimpo, confió a su hijo Hefesto, el herrero prodigioso, la tarea de crear la primera mujer. Hefesto era una divinidad del fuego subterráneo. Trabajabamaravillosamente los metales y las piedras preciosas en su ardiente fragua.

(2)
Obediente a la orden de su padre, Hefesto amasó y modeló le arcilla formando una bellísima joven semejante a las diosas quehabitaban el Olimpo. Luego, con una chispa le dio alma, y sus ojos se abrieron y su boca habló. La estatua de arcilla vivía. Había nacido la primera mujer.
La diosa Atenea vistió a la mujer con ricosropajes y le concedió la sabiduría; Mercurio la elocuencia; Apolo el talento para la música; y las Gracias anudaron a su blanca garganta collares de oro. Afrodita, la diosa de la belleza y la eternajuventud, no quiso ser menos y le concedió el don de la gracia encantadora y la fresca hermosura.
(3)
Las Horas de brillantes trenzas le tejieron coronas de olorosas flores primaverales y el propioZeus, complacido ante tantas perfecciones físicas, le regaló una caja de graciosa forma y maravilloso contenido, como presente de su admiración, y llamo Pandora a la joven, que quiere decir regaladapor los dioses.

(4)
-Toma esta caja –le dijo – pero no la abras; mantenla cuidadosamente cerrada y, el día de tus esponsales, ofréndasela a tu esposo como regalo de bodas. Pandora prometió hacer loque Zeus le ordenaba. Sin embargo, no podía reprimir la curiosidad. Veía la bella caja cerrada y deseaba contemplar su contenido. Entonces se acercó a la caja y la abrió.

(5)
No bien levantó latapa escaparon todos los males que en ella estaban encerrados, y entonces el odio, las enfermedades, la guerra, el hambre y las grandes y pequeñas desgracias que puedan afligir a la raza humana, enoscura nube de desparramaron y extendieron de inmediato por toda la tierra.

(6)
Horrorizada ante tal visión, Pandora cerró la caja, pero era ya demasiado tarde: no deseaba en el fondo más que la...
tracking img