La carambada (leyenda)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1480 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La carambada (leyenda)

La leyenda de Leonarda Martínez alias la Carambada es muy conocida en nuestro país, sobre todo porque corre el rumor popular de que la muerte de Benito Juárez se debió a una hierba conocida como la veintiunilla que ella le dio. Su historia se ha basado a partir de lo que cuenta en su libro La Carambada. Realidad Mexicana el escritor Joel Verdeja Soussa.

En dicholibro hay varios errores históricos. En el capítulo III, "Primeras correrías", dice que el Cucho Montes (sobrenombre debido a una deformidad que tenía en el labio) formaba parte de la gavilla a la que pertenecía la Carambada. Habla de un diálogo entre ambos en el que mencionan la pérdida de más del territorio mexicano después de la guerra con los norteamericanos. El error está en que el Cucho Montesmurió ajusticiado el 17 de diciembre de 1840, en el patíbulo que se encontraba frente a la fuente llamada de los Ahorcados en el costado norte de la Alameda, según nos cuenta Manuel Septién y Septién. Este historiador nos presenta incluso el testamento de dicho delincuente. Como podemos observar cuando México perdió más de la mitad de su territorio el Cucho Montes ya había fallecido.

También seha dicho que la Carambada era jefa de la gavilla a la que pertenecía. El mismo Verdeja Soussa menciona la forma en que ella llegó a ocupar ese puesto, y aunque no dice el año, sí menciona en ese episodio al Cucho Montes. Esto no puede ser tampoco cierto ya que, como mostraremos más adelante, para 1884 ella fue aprehendida en Querétaro junto con su amante Víctor Medina, José Romero o Morán y LeónVázquez. En el interrogatorio confesó que el jefe de la banda era Guillermo Rodríguez alias el amito. Como podemos ver, cuando murió el Cucho Montes, la Carambada era probablemente una niña, o incluso aún no había nacido. ¿Cómo pudo haber sido la jefa entonces? Sabemos que sí llegó a ser la jefa de la gavilla. Eso lo podemos constatar en el corrido queretano que incluimos al final; pero al menosen 1884 el jefe era el tal amito.
Como en todas las leyendas, la de la Carambada ha llegado a formar parte de las versiones populares. El pueblo hace suyos a los personajes que van siendo parte de su historia local o regional. En Querétaro, no cabe duda, la Carimbada es una leyenda. Una que se ha tejido de generación en generación con datos cada vez más difusos. Por ello a continuaciónpresentamos el informe que rindió el prefecto del distrito del centro C. Rómulo Alonzo al gobierno del estado en 1884. En él dice de la detención de la Carambada y de los otros tres bandoleros. Incluimos el informe completo pues creemos que bien vale la pena debido a que es un documento histórico, además de que muchas personas que leen esta revista son viajeros y muy difícilmente dedicarían tiempo ainvestigar en archivos acerca de este significativo personaje de Querétaro.
Al final del artículo presentamos un corrido, como se mencionó anteriormente, que era común a finales del siglo XIX en Querétaro. Es interesante observar que el año de la muerte de la Carambada que nos cuenta el corrido ocurrió en 1886; es decir, dos años después de que fue aprehendida en nuestra ciudad.
Estado de Querétaro.-Prefectura del distrito del Centro.- No. 148.- El Jefe de policía, C. Rómulo Alonzo, aprehendió a León Vázquez, a José Romero o Morán, a Leonarda Martínez, alias la Carambada, y a Víctor Medina amasio de ésta, complicados en el delito de plagio que pretendían cometer en la persona de uno de los hacendados de las inmediaciones de esta ciudad; parece que el jefe de esta banda de plagiarios esGuillermo Rodríguez, alias el amito, cuyas órdenes obedecían en el caso los indicados. Estando esta gavilla lo mismo que Rodríguez avecindados en jurisdicción de Celaya, desde cuyo punto organizaban sus asaltos.

Como León Vázquez y José Morán estaban en relaciones con Leonarda Martínez y Víctor Medina, y de noche venían a la casa de aquella a deshoras y a caballo, como lo observó el guardia del...
tracking img