La carga dinamica de la prueba

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 45 (11062 palabras )
  • Descarga(s) : 11
  • Publicado : 30 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CARGA PROBATORIA

Para poder adentrarnos en el dinamismo de la prueba, resulta pertinente abordar las nociones generales de las cargas probatorias para ello podemos dar una mirada a concepciones generales como la que posee el lenguaje forense indicando que la palabra "carga" refiere la conveniencia de la persona a la que se le atribuye, de cumplir una actividad a fin de conservardeterminado derecho o facultad .

Para mayor ilustración podemos hacer referencia a la definición que cita el doctor Hernando Devis Echandía, alimentada del profesor Santiago Sentis Melendo y reza “la carga es un poder o una facultad (en sentido amplio), de ejecutar libremente, ciertos actos o adoptar cierta conducta prevista en la norma para beneficio y en interés propios, sin sujeción ni coacción y sinque exista otro sujeto que tenga el derecho a exigir su observancia, pero cuya inobservancia acarrea consecuencias desfavorables”, con el debido respeto a los tratadistas antecesores y sin pretenderlo serlo nosotros, pensamos que esta definición se queda corta, toda vez que si bien se discute un derecho cuando se ha trabado un litigio, y quien alega un hecho debe probarlo y si con éxito lo hace,se denota un beneficio para sus intereses, tambien lo es que los reflejos de las cargas en las partes se harán visibles en el fallo o pronunciamiento emitido por el operador judicial, surgiendo un beneficio para la dispensa judicial, toda vez que dichas sentencias estarán revestidas de todas las garantías procesales y del manto de legalidad que en muchas ocasiones no es perceptible en lospronunciamientos de algunos jueces.

Desde antiguo se ha venido intentando reglar adecuadamente ese difícil tópico que es la atribución de la obligación de probar. Para el derecho tradicional constituía un principio invariable que las partes tienen la carga de aportar la prueba de sus afirmaciones o, en caso contrario, soportar las consecuencias de omitir ese imperativo del propio interés. Se pensabaque el actor tenía la carga de probar lo hechos constitutivos del derecho que invocaba, y el demandado los extintivos, imperativos o modificativos que oponía a aquéllos.

Este derecho dogmático, excesivamente influido por la consideración del proceso como un combate judicial, no podía tener como correlato sino una férrea imposición del onus probandi en cabeza de quién afirmaba un hecho.

Detal suerte que a lo largo de nuestro derecho procesal hemos visto que existen cargas en el derecho sustancial y en el derecho procesal. Dentro del primero podemos mencionar, en el contrato de seguro, la denuncia del siniestro en el plazo estipulado, la de no obrar con reticencia, etc.; en el derecho comercial, la del comerciante de llevar sus libros en forma a fin de poder hacer valer sus asientoscomo prueba, la de protestar la letra de cambio para conservar las acciones contra los endosantes, entre otras disputas que se dan en todo el ámbito del derecho.

Sin embargo, hemos observado a lo largo de nuestra investigación que muchos tratadistas internacionales que tratan en fenómeno probatorio manifiestan la carga como “obligación” tal es el caso de Falcón quien dice que el Código ProcesalCivil y Comercial de la Nación Argentina menciona treinta y dos veces la palabra "obligación"; muchas veces usándola erróneamente en lugar de carga o de deber (Enrique M. Falcón, "Tratado de la prueba", Astrea, Buenos Aires, 2003, tº1,pag.241, nota 1).

Por la mala utilización de los términos y su real semántica hemos visto como otros tratadistas realizan clasificaciones que despejan lasdudas de algunos juristas y de legos que como nosotros somos absolutamente neófitos en el tema, así por ejemplo “Goldschimidt realiza una clasificación de los imperativos jurídicos, según que las imposiciones estén instituidas en interés del acreedor (obligaciones), de la comunidad (deberes) o en el propio (cargas) (James Goldschmidt, "Derecho procesal civil", trad. L. Prieto Castro, Labor,...
tracking img