La caricatura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1005 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CARICATURA

¿Por qué escribir de la muerte? Que tiene la muerte de atractivo o repulsivo que todos quieren saber? Que morbo suscita a maestros que pretenden desatar pasiones, o será temores que buscan aclarar en las ficciones de otros?.

Cómo escribir un cuento de la muerte cuando no se le teme. O por lo menos no como algo protervo, no como algo místico que te ubica en el centro deluniverso, procurando respuestas de una existencia tan innegable como la que estas viviendo.

No, ese dilema ya lo resolví hace mucho tiempo atrás, pero entonces que es lo que no quiero de ella. Busco dentro de mí aquello que no me hace mirarle de frente. ¿Cuándo tuve conciencia de ella?.

No, no es la muerte, sentencia dictada por su Divina voluntad. No, a eso ni pregunto, ni contiendo,aunque a veces espero calmadamente para que mi ser no se resista al designio. Es al efecto, repugnante de ella. Y al empeño de muchos de embellecerla.

Sólo tenía 12 años cuando me llevaron a conocerle, sólo vi una oportunidad de no hacer tareas, accedí. ¿Nadie pudo ver eso en mí? Qué tiene que ver que seas la mejor de la clase para semejante excursión. Es un premio por ello? o formaba parte de mi“educación”?. ¡Vaya practica de anatomía¡

Desde que llegamos al sitio supe que no terminaría bien el día, porque subir más de 100 escalones para el espectáculo. No, no era buen indicio. Es que nadie nos veía, entonces comprendí que no era necesaria nuestra presencia. Condolencias, pésames ¿qué era eso? Pregunte. Decir lo siento. Pero yo no lo sentía ¿porqué decirlo? A quién decirlo?

Eratan pequeño ese lugar, sólo murmullos y llantos. Nos pararon en fila india para esperar que la largar procesión terminase de mirar el féretro, yo no tenía que mirar, no era nada de ella, apenas la recordaba, pero escuche la historia. Sí, sí estaba allí debía saber el porqué ocurrió eso. Debía escuchar historias.

Era tan absurdo, un ladrillo. En medio de una pelea, de esas de todos los días,de la que la policía ya ni va, ni lleva estadísticas, de la que los disparos interrumpen la modorra de la siesta, y la gente sólo reza para que el dolor no les toque. En medio de la reyerta, un ladrillo. Saldrá en los diarios, pensé. Esta vez, sí saldrá en los diarios. No fue una bala, fue un ladrillo.

La espera continúa, y la historia cambia. Parece que esta preñada. Quién lo dice? Es quetenía novio, el pobre no ha llegado, esta en Colombia. Ni llegará. No cierra los ojos hasta que llegue, ella lo quiere ver. Otro absurdo, para mis adentros.

Salen avisarnos que pronto pasaremos. Y yo, escuchando. “Era muy buena, salió a buscar al hermano para que su mamá no se angustie”. Era muy bella. Mejor hija. Ya comenzó ascender, que perverso pensamiento de una niña de doce años, la primera desu clase. Pero es verdad. No importa lo feo, malo, irresponsable, falible, que hallas sido en vida, la muerte te viste con un vestido de santidad. Pronto habrá una vela con su foto encendida todas las noches, pidiendo protección. Que rápido se pasa a Santo en mi país, sin pasar por Go. Qué pensará el “Santo Papa” de eso.

Nuestro turno, ya no quiero pasar, hace demasiado calor. Volteo parabuscar la mirada de alguien que me salve de mirar, no es miedo, es calor, no tiene sentido mirar. Todo el mundo la miró, pero nadie salió del lugar. Caminen, caminen rápido. Porqué? Para qué? ¡¡Llegó el novio!! Alguien grito. No tendrá tiempo de llegar, que espere abajo. Los 100 escalones.

Mi turno. ¡Que espantoso maniquí estaba allí acostado! Una línea morada que partía de su frente y llegaba ala nariz dividía aquel grotesco rostro. ¿Quién se la dibujo? El ladrillo recordé. Y su boca, una mueca roja habían pintado. No armonizaba con el morado de la línea. ¿A quién se le ocurrió dejarle los ojos abiertos? ¡Que asco! ¿Porque me miraba? Yo no era el novio. Y una lagrima negra y espesa comenzó a salir de un ojo. ¿Realmente estaba llorando? No, era un despojo de persona lo que veía. Era...
tracking img