La casa de los expositos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3378 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Los niños abandonados en la Casa de Expósitos de la ciudad de México: 1787-1821”, en Pilar Gonzalbo y Cecilia Rabell.

La familia en el mundo iberoamericano, México, UNAM-Instituto de Investigaciones Sociales, 1994 Felipe Arturo Ávila Espinosa.
La infancia desvalida y las instituciones de beneficencia.

En el siguiente Ensayo conoceremos algunas de las situaciones que el autor Felipe ArturoÁvila Espinosa. Maneja para explicar porque los niños eran abandonados antes de una manera tan fría y tan distante y la causa, objetivo o motivo, por el cuál se creó la casa de expósitos y ¿Cómo esta se conducía o que hacía de manera general para ayudar a los niños?

Felipe Arturo Ávila abarca la ciudad de México entre 1787-1821, donde el estudio del cuerpo predomine sobre la mente, lo cual asu vez para el caso de la historia de la infancia permitirá crear una noción de la niñez poblana.
Para ello es posible llevar a cabo este tipo de investigación siempre y cuando se utilicen los métodos y las preguntas correctas, como es el uso de las estadísticas, sin olvidar que el cuerpo está cargado de significados y símbolos culturales. A pesar de ser ésta la propuesta, el tema no está muydesarrollado, tiende a interesarse en la actitud de la Iglesia y, después, del Estado, para encontrar una solución a este problema social: el abandono de los infantes. Las primeras instituciones creadas especialmente para el resguardamiento de estos niños estaban a cargo de la Iglesia, especialmente los recién nacidos o de corta edad que no tuvieran quien los cuidara o familia que velara por ellosno porque la Iglesia se interesara realmente por el futuro de estos niños, sino que los expósitos fueron creados por cuestiones éticas y morales, buscado una mayor eficacia en la ayuda a los necesitados y esta era Durante la independencia el Estado era quien se encargaba de estas instituciones y, las reformas sociales, sus reglamentaciones y la creación de instituciones, la casa de expósitos ayudoa definir al niño marginal, dotándolo de un contenido social, cultural y político. Las últimas páginas de su escrito están dedicadas a esta idea de la historia de los cuerpos al señalar que aprender ciertos ademanes, posturas y gestos implicaba diferenciar quiénes habían accedido o no a la educación.
Por otro lado, Felipe Arturo Ávila divide en dos partes el estudio. En la primera, da una visióngeneral de la Casa de Expósitos del Señor San Joseph, señalando sus objetivos, normatividad y funcionamiento. En la segunda, busca indagar sobre las problemáticas asociadas con los niños abandonados, es decir, por qué los padres decidían abandonar a sus hijos, qué les orillaba a tomar esa decisión, y de esa forma detectar las actitudes y conductas de los padres. Llega a la conclusión de que lasfamilias españolas eran las más proclives a abandonar a sus hijos, lo cual correspondía a toda una serie de cuestiones sociales, en este caso la honra de la mujer.
En otros casos el abandono de los niños respondía a las dificultades de los padres para poder mantener a sus hijos, o a la ausencia de alguno de ellos. A partir de estos elementos el autor señala que puede construirse una imagen delmundo de los expósitos, las situaciones por las que tenían que pasar, y el rechazo de la sociedad.

Felipe se enfoca más en la primera parte de cómo y el por qué se fundó la casa de expósitos la cual fue diseñada para adoptar y recoger a los niños que eran abandonados en la calle o incluso hasta aquellos que los propios padres dejaban en esta casa, debido a que la mujer salía embarazada y sinhaber contraído matrimonio entonces como para la familia era vergonzoso llevan al recién nacido a la casa de expósitos e incluso a veces ellos mismo servían de benefactores con las aportaciones económicas que hacían para su hijo. En la casa también se promovía la adopción y esta era favorable para quienes fueran los padres porque además de adoptar al niño recibirían por el capellán un pago mensual...
tracking img