La celestina(castellano actual)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 58 (14305 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CELESTINA Pág. 1

LA CELESTINA

Adaptación de Alfredo Heras Sarrión I.E.S. F. García Lorca. Churriana de la Vega (Granada).

LA CELESTINA Pág. 2

CRITERIOS DE ESTA ADAPTACIÓN. No se nos escapa que las obras clásicas corren el peligro de no ser leídas ni entendidas nunca, no solo por la distancia cultural que nos separa de ellas, sino, a veces, por la obligatoriedad que marcan losprogramas o por las exigencias caprichosas de ciertos profesores. Sabemos que el alumno suele tropezar con estas barreras y, a veces, la lectura de un clásico provoca el efecto contrario al deseado consiguiendo que las obras inmortales nunca sean saboreadas y lleguen, incluso, a ser odiadas y aborrecidas. ¿Negaríamos la visión de "Las Meninas" a alguien, con la excusa de que es del siglo XVII?¿Prescindiríamos de escuchar a Beethoven, tan solo porque fue un romántico del XIX y hoy no se escucha en las discotecas? Todo es cuestión de gustos, medida y de sentido común, de recibir el alimento necesario, según requiera la edad y las circunstancias, para que nuestra nutrición cultural sea más rica y provechosa. Si desistiéramos totalmente de explicar a los clásicos, también seríamos culpables desepultar para siempre un rico tesoro cultural transmitido durante siglos y de negar a nuestros descendientes el gusto de saborear esos frutos. Como sabemos que no se puede digerir algo para lo que nuestro estómago no está preparado, permítasenos la comparación, presentamos ahora una "adaptación" de "La Celestina", especialmente para los jóvenes de Bachillerato, con la esperanza de que siempre puedanvolver a la lectura completa de la obra. Adaptar cualquier obra clásica corre varios riesgos, los más importantes son tres: El primero, y el más temible, el de tergiversar, traicionar, inconscientemente la letra y la intención de la obra y de su autor. El segundo puede ser el de cercenar o mutilar el todo y ofrecer sólo una parcialidad poco acertada. Y el tercero el de aplicar malévolamente falsoscriterios morales, prejuicios políticos, religiosos, etc., lo que sería siempre imperdonable. Nosotros hemos tenido que afrontar estos riesgos, y otros muchos, y ayudados por nuestra experiencia y mejor intención, ofrecemos una adaptación que huye tanto de la infantilización como de un exceso de erudición. Hemos partido del texto íntegro, como las mejores ediciones críticas de nuestros clásicosnos lo presentan, y hemos respetado escrupulosamente lo que el autor escribió, tal como lo escribió, siempre que resulte comprensible. Para entender el texto proporcionamos notas y aclaraciones a pie de página, nunca farragosas, que explican el sentido que en la época tenían ciertas palabras o expresiones, hoy de difícil entendimiento. Leer en la actualidad a un clásico del siglo XV, o XVI,presenta dificultades, pero estamos convencidos de que no es imposible. Hemos respetado la sucesión de los capítulos y hemos seleccionado los fragmentos o diálogos más representativos de cada acto, de tal manera que, sin perder la visión de conjunto, tengan sentido y permitan la comprensión global de la obra. Si hemos sacrificado algo, siempre es un doloroso ejercicio, han sido elementos menosimportantes o reiterativos, fragmentos no necesarios a la comprensión total, y expresiones no fundamentales en la intención del autor. Hemos preferido el criterio de integridad y de respeto a la obra al de la inteligibilidad falseadora. La interpretación particular que de la obra o de la época se haga o se haya hecho es otra cosa, y siempre es bueno oír distintas opiniones antes de emitir un juicio. Sirvaesta adaptación en especial a mis alumnos, como un primer paso en la tarea de extraer de las abundantes entrañas de nuestra literatura el filón inagotable de vida y disfrute que en ellas vive. ¡Que la lectura aproveche a todos!

LA CELESTINA Pág. 3

ACTO I (Encuentro de Calisto y Melibea. Sempronio busca a Celestina)

CALISTO. En esto veo, Melibea, la grandeza de Dios. MELIBEA. ¿En qué...
tracking img