La cereza en el pastel

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (839 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La cereza en el pastel

Por Rodrigo Hernández Escalante

Es común, y sobre todo a nuestra edad, ir por la vida deambulado y encontrándonos con personas que nos hacen la gran pregunta:

¿Quéestudias?/ ¿A qué te dedicas?

Y tu contento y emocionado les respondes:

“Estudio mercadotecnia”/ “soy mercadólogo”

Y no menos común es escuchar una segunda pregunta que a muchos nos rompe elcorazón:

"¡Ahhh claro! Publicidad ¿Cierto?"

Bueno, en ese momento te dan ganas de sacar un bate de BaseBall y reventárselo en la cabeza para después gritarle:

“¡No! ¡No solo es publicidad! ¡Sonmuchas cosas más!”

Te dan ganas de darle una cátedra de las 4’ps y de transmitirle en 5 minutos lo que a ti te ha costado aprender en 3, 5 o 9 semestres de tu carrera.

Y es que casi nadieentiende que la publicidad es solo la cereza del pastel, y que atrás del mismo existe un proceso de lo más complejo que va desde la siembra del trigo para la harina, una receta complicada que seguir (y quepor cierto no siempre aplica), y algunos añitos de formación para saber cómo mezclar los huevos y saber a qué temperatura vas a poner el horno, para como último paso, poner encima de ese productocomplejo una cerecita roja que contrasta con lo demás, que te llama la atención, hace que se te antoje el pastel y te lo termines llevando a tu casa.

Y esa es la vida del mercadólogo, sobre todo en unaciudad como San Luis Potosí, donde en verdad existe no una miopía si no una ceguera marca ACME con respecto a la importancia y la trascendencia de la mercadotecnia en el sector empresarial de laciudad.

Y es que sales a la calle (léase: “mercado laboral”) y te encuentras con que las empresas quieren mercadólogos para ventas, pero nada más, mercadólogos para la ejecución de promociones, peronada más y podría seguir con una lista de otras 23 cosas para las que quieren mercadólogos pero nada más.

“¡Pero Rodrigo! ¡Si a eso nos dedicamos los mercadólogos!”

Si compadre, ¡pero no nada...
tracking img