La ciencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2754 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La historia de la ciencia, y del pensamiento occidental en general, nos muestra que, de vez en cuando, se presentan pensadores que rompen totalmente los esquemas tradicionales de nuestro modo de pensar y razonar, de nuestra lógica habitual e, incluso, de nuestra racionalidad.

Así sucedió cuando Copérnico vio toda la información astronómica disponible en su época, no desde la óptica geocéntricade Ptolomeo, sino desde la heliocéntrica que habían tenido la Escuela Pitagórica, Filolao, Aristarco de Samos y otros griegos, considerada durante mil quinientos años como "falsa e increíblemente ridícula". Así le sucedió, igualmente, a Darwin cuando vio que los innumerables datos, huellas y relaciones, que había recogido, prácticamente, durante la mayor parte de su vida, constituían unasecuencia evolutiva. Así le sucedió a Einstein, cuando relacionó la información que, según él, estaba disponible desde hacía cincuenta años, en una nueva red de relaciones. Y, en general, esta misma vivencia tuvieron Lavoisier en la química, Pasteur en la biología, Max Planck en la física, Freud en la psicología y otros revolucionarios epistemólogos en otras ciencias o especialidades.

La primerareacción de los académicos e intelectuales a esta clase de hombres es fuerte y de incomprensión. Y ello es muy natural, ya que caminan por lugares, sendas y derroteros intelectuales inaccesibles al resto de los mortales. Al usar otra lógica y otra racionalidad es muy comprensible que "ella sea incomprensible"; y esto no es un juego de palabras, ya que, sencillamente, no es traducible a los códigos ysímbolos lingüísticos usuales.

He citado sólo algunos grandes hombres que, aunque fueron acérrimamente combatidos en sus primeras publicaciones, fueron luego aceptados por la avasallante fuerza de sus argumentos e ideas. Pero pudiéramos hacer una lista mucho más larga de cerebros eminentes que no fueron tan afortunados, sino que sus geniales ideas fueron sepultadas con ellos. Como dijoSaint-Exupèry, "¡cuántos Mozart son asesinados antes de nacer!, ¡cuántos pensamientos no formulados, ideas masacradas y obras inéditas se han quedado perdidos a lo largo de la historia humana!".

Pudiéramos preguntarnos: ¿a qué se debe esto?, ¿por qué los hombres, y la humanidad en general, se privan tan neciamente de los geniales aportes de sus mejores miembros y representantes?

Quizá, suceda aquí lomismo que pasó en tiempos de Copérnico con el paradigma geocéntrico de Ptolomeo: aunque el cambio y adopción del paradigma heliocéntrico era claro y lógico bajo el punto de vista conceptual, la inercia mental, las rutinas y los hábitos intelectuales, por un lado, y, por el otro, los intereses creados retardaron por más de un siglo su aceptación.

En efecto, la inercia mental y los intereses siemprehan sido, a lo largo de la historia de la ciencia, los dos grandes obstáculos que han frenado el cambio, la innovación y el progreso: la inercia mental porque se rinde ante el esfuerzo y el trabajo y cede a la comodidad momentánea y a la ley del menor esfuerzo; y el interés porque siempre antepone las ventajas personales a lo que sería un bien para muchos. Luchar contra estos dos obstáculos escomo hacerlo contra dos monstruos, pues, como a la mitológica hidra, le renacen siempre nuevas cabezas.

Señaladas estas ideas, que nos proporcionan un marco comprensivo general, nos adentramos en la Historia-de-vida de Felicia Valera y su autor y colaboradores. Nuestras reflexiones y comentarios no pretenden hacer justicia a la riqueza de esta obra, y ni siquiera a sus ideas y rasgos centrales, yaque ello requeriría otra obra de igual tamaño, por lo menos; sólo deseamos comentar algunos aspectos que nos llamaron más la atención durante las lecturas y análisis.

La situación problemática planteada por esta obra no es algo superficial, ni coyuntural; el problema es mucho más profundo y serio: su raíz llega hasta las estructuras lógicas de nuestra mente, hasta los procesos que sigue...
tracking img