La ciudad de los perros - resumen libro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4189 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 20 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CIUDAD DE LOS PERROS
Los dados muestran cuatro, lo que quería decir que Cava debía cumplir la misión consistente en robar los exámenes de química. Para ello todos se organizaron para no ser descubiertos. Cava cruzó los patios sigilosamente para no ser visto por los imaginarias. Entró en el aula, retiró un cristal que estaba flojo y entró a por el examen. Por desgracia, al volver pisó elcristal y lo rompió en pedazos, por lo que e l viaje de vuelta lo hizo a toda prisa. Al llegar al cuarto de baño, junto al Jaguar, explicó a este lo sucedido, el cual, enfurecido, le amenazó.
Alberto había vivido en Magdalena Nueva desde que se trasladó a Lima junto a su madre, para vivir con su padre. Y tras dieciocho horas de viaje lo conoció, y aunque el hombre se mostró cariñoso, el joven fue másreacio a la hora de los saludos.
Esa noche durmió en casa de su padre, y pasó una noche horrorosa, tanto que por la mañana ni siquiera saludó a su madre.
En la escuela militar Alberto estaba haciendo su turno como imaginaria por una parte por la que no debía patrullar, y dándole vueltas en la cabeza al asunto de su padre y al examen de química. En ese momento apareció el teniente y empezó areplicarle que estuviera fuera de su puesto. Alberto, para cambiar de tema, le hizo una pregunta de carácter moral, lo que hace que el teniente Huarina se aleje replicando que no es un cura, que no le haga ese tipo de consultas. Y así Alberto puede seguir pensando en sus cosas. Empieza a buscar al Jaguar para pedirle el examen de química, pero se encuentra con que el Esclavo está cubriendo su puesto,por lo que se queda a charlar con él, y a ayudarle a conseguir un sacón para que no lo consignen. Tras eso acuerdan que el Poeta le escribirá veinte cartas, y en ese momento acaba su turno de imaginaria.
Alberto oyó los ruidos de los nuevos vecinos y bajó a saludarlos. Estaban jugando a fútbol. Al menos ya tenía amigos.
Los cadetes habían quedado para ir a un gallinero que había detrás delgalpón, para tirarse a las gallinas. Una vez allí, y tras haber “intimado” con varias de ellas, quedaron en tirarse también al gordo tras acabar la faena en el gallinero. En el cuarto, mientras se manducaban al gordo acudieron los perros de tercero, a los cuales pegaron, y finalmente se fueron sin hacer gran cosa.
El Esclavo vino a despertar a Alberto, mostrando que quería ser su amigo. En el bañotodos se rieron de Vallano cuando salió en defensa de Arróspide, que había sufrido un robo. El Jaguar le dijo a Alberto que no tenían el examen de química, y ambos se apresuraron a prepararse y formar, ya que los últimos pierden seis puntos o reciben una patada.
La formación se disolvió y entraron en el comedor por cursos. Allí Alberto le pidió el examen a Vallano a cambio de cinco cartas. Arróspidevio que su cordón lo tenía el negro y lo amenazó hasta recuperarlo. Tras la comida, en el descampado, el poeta y Vallano cerraron al acuerdo sobre el examen.
El aspecto del teniente recuerda a las campañas, cuando los cadetes se arrastran y trepan por cualquier lugar. Y también hace recordar al Círculo, la unión que hicieron los cadetes de quinto cuando eran perros para defenderse de los decuarto, como de la humillación que le hicieron pasar al Esclavo, al cual escupieron, hicieron pelear, cantar, lamer a otro perro, lo desnudaron, le hicieron bailar, y otras aberraciones como beber orines o fornicar con una almohada. En esa coalición el líder era, por supuesto, el Jaguar.
El Círculo y los cadetes de cuarto tenían declarada una guerra, pues los bautizos a los perros y las represalias deestos no cesaban, hasta que el teniente Gamboa irrumpió en una reunión de los perros y disolvió la coalición.
Al teniente rompió el silencio del examen recordando la hora que era. Una bola de papel cayó en la carpeta de Alberto, y Gamboa comprobó que eran las fórmulas de química, y que las había arrojado el Esclavo, el cual se quedó consignado sábado y domingo.
Una vez, bautizando a los...
tracking img