La ciudad sin nombre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5264 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 26 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La ciudad sin nombre
[Cuento. Texto completo]
H.P. Lovecraft | |
|Al acercarme a la ciudad sin nombre me di cuenta de que estaba maldita. Avanzaba por un valle terrible reseco bajo la luna, y la vi a|
|lo lejos emergiendo misteriosamente de las arenas, como aflora parcialmente un cadáver de una sepultura deshecha. El miedo hablaba |
|desde las erosionadas piedras de esta vetustasuperviviente del diluvio, de esta bisabuela de la más antigua pirámide; y un aura |
|imperceptible me repelía y me conminaba a retroceder ante antiguos y siniestros secretos que ningún hombre debía ver, ni nadie se |
|habría atrevido a examinar. |
|Perdida en el desierto de Arabia se halla laciudad sin nombre, ruinosa y desmembrada, con sus bajos muros semienterrados en las |
|arenas de incontables años. Así debía de encontrarse ya, antes de que pusieran las primeras piedras de Menfis, y cuando aun no se |
|habían cocido los ladrillos de Babilonia. No hay leyendas tan antiguas que recojan su nombre o la recuerden con vida; pero se habla |
|de ella temerosamente alrededor delas fogatas, y las abuelas cuchichean sobre ella también en las tiendas de los jeques, de forma |
|que todas las tribus la evitan sin saber muy bien la razón. Esta fue la ciudad con la que el poeta loco Abdul Alhazred soñó la noche |
|antes de cantar su dístico inexplicable: |
|«Que no está muerto loque yace eternamente |
|y con el paso de los evos, aun la muerte puede morir» |
|Yo debía haber sabido que los árabes tenían sus motivos para evitar la ciudad sin nombre, la ciudad de la que se habla en extraños |
|relatos,pero que no ha visto ningún hombre vivo; sin embargo, desafiándolos, penetré en el desierto inexplorado con mi camello. Sólo|
|yo la he visto, y por eso no existe en el mundo otro rostro que ostente las espantosas arrugas que el miedo ha marcado en el mío, ni |
|se estremezca de forma tan horrible cuando el viento de la noche hace retemblar las ventanas. Cuando la descubrí, en la espantosa ||quietud del sueño interminable, me miró estremecida por los rayos de una luna fría en medio del calor del desierto. Y al devolverle |
|yo su mirada, olvidé el júbilo de haberla descubierto, y me detuve con mi camello a esperar que amaneciera. |
|Cuatro horas esperé, hasta que el oriente se volvió gris, se apagaron las estrellas, y el gris se convirtió en una claridadrosácea |
|orlada de oro. Oí un gemido, y vi que se agitaba una tormenta de arena entre las piedras antiguas, aunque el cielo estaba claro y las|
|vastas extensiones del desierto permanecían en silencio. Y de repente, por el borde lejano del desierto, surgió el canto |
|resplandeciente del sol, a través de una minúscula tormenta de arena pasajera; y en mi estado febril imaginé que dealguna remota |
|profundidad brotaba un estrépito de música metálica saludando al disco de fuego como Memnon lo saluda desde las orillas del Nilo. Y |
|me resonaban los oídos, y me bullía la imaginación, mientras conducía mi camello lentamente por la arena hasta aquel lugar |
|innominado; lugar que, de todos los hombres vivientes, únicamente yo he llegado a ver.|
|Y vagué entre los cimientos de las casas y de los edificios, sin encontrar relieves ni inscripciones que hablasen de los hombres -si |
|es que fueron hombres- que habían construido esta ciudad y la habían habitado hacía tantísimo tiempo. La antigüedad del lugar era |
|malsana, por lo que deseé fervientemente descubrir algún signo o clave que probara que había...
tracking img