La ciudad y los perros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3159 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CIUDAD Y LOS PERROS, GÉNESIS DE UN CICLO NOVELESCO: ANÁLISIS ESTILÍSTICO Recién publicada, La ciudad y los perros' suscitó sorpresa, interés, admiración, por la libertad de tono con la cual representa los conflictos psicológicos y sociales, las mentalidades y comportamientos, los tabúes, inhibiciones y complejos que constituyen la trama de su historia. Meses después, el auto de fe del «Leoncio Prado » confirmaba el carácter escandaloso de la novela. La crítica especializada comprendió rápidamente que las estructuras narrativas eran tan responsables como el contenido temático, de la agresión de que el público lector de LCP se sentía víctima.2 Hoy, a casi veinte años de su publicación, LCP nos aparece sobre todo como una exploración exasperada de técnicas y estrategias narrativas, en laque cristalizan dos movimientos: el uno, introspectivo, tortuoso e inseguro, de rescate y exorcismo de una adolescencia turbia, y el otro, extrovertido, pujante y avasallador, de apropiación, por derecho de conquista, de todo el lenguaje de la novela contemporánea. La conjunción de ambos —y, subsidiariamente el breve lapso de la historia propiamente dicha— le confiere ese carácter de «instantánea », esa especie de garantía de « eterna juventud » que sobrevive al escándalo. Entretanto, la crítica ha desmenuzado minuciosamente3 la alternancia de diferentes voces y puntos de vista narrativos, las distintas
1. Mario Vargas Llosa, La ciudad y los perros, 1963. Citamos LCP por la 12a. edición de la « Biblioteca Breve de Bolsillo» (Barcelona, Seix Barral, 1974). Los subrayados son siemprenuestros. 2. Cabe citar, a título de ejemplo, por lo menos dos obras que sitúan a LCP en una perspectiva teórica general: Leo Pollmann, La « nueva novela» en Francia y en Iberoamérica (Versión española de Julio Linares, Madrid, Gredos, BRH 159, 1971) y Osear Tacca, Las voces de la novela (Madrid, Gredos, BRH 194, 1973). 3. En la copiosísima bibliografía vargasllosiana, destaquemos tres títulos: JoséMiguel Oviedo, Mario Vargas Llosa, la invención de una realidad (Barcelona, Barral, 1970). Rosa Boldori de Baldussi, Vargas Llosa: un narrador y sus demonios (Buenos Aires, Fernando García Cambeiro, 1974) y José Luis Martín, La narrativa de Vargas Llosa (Madrid, Gredos, BRH 206, 1974).

817
AIH. Actas VII (1980). La ciudad y los perros, génesis de un ciclo novelesco: análisis estilístico.PERERA...

modalidades y distancias de la focalización, los infinitos juegos con el tiempo en la narración —remotospectiva de los flash-back y prospectiva de las anticipaciones y prefiguraciones— y en la historia —aceleración del ritmo evenemencial, con acontecimientos graves, y morosidad de la evocación de nimiedades—, así como con el tiempo de la historia: decurso lineal y decurso interrumpido, ocon el tiempo de la narración: variantes notables de la relación tiempo de la historia/tiempo de la narración. Pero lo que nos interesa aquí no es reseñar, ni siquiera exponer sistemáticamente tanto análisis valioso, sino aislar y describir las particularidades que singularizan a algunos pasajes de LCP y que contienen, a nuestro entender, el germen de los rasgos estilísticos que caracterizan a buenaparte de la obta posterior de Mario Vargas Llosa. La primera tarea es sencilla, puesto que, en regla general, las breves secuencias que integran la novela son perfectamente coherentes y homogéneas. Salvo algún cambio más o menos discutible de punto de vista (Cf. 1, VIII, p. 153-168, Pdv de Gamboa hasta la p. 164, de Garrido luego) o alguna secuencia de focalización incierta (Cf. 1, II, 3, p.40-42),4 el autor opta por un tipo de instancia narrativa, con todos sus atributos, desde el comienzo de cada secuencia y se atiene a él hasta el final —a menudo, justo es decirlo, con rigor ejemplar. Cuatro secuencias escapan —en distinta medida y de diferente manera— a esa norma: la última secuencia del Cap. I (p. 31-34), la segunda secuencia del Cap. VI (p. 125-138), ambas en la Primera parte, y...
tracking img