La competencia literaria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 8 (1999 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 30 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción del término competencia literaria
Desde que se introdujo el término de competencia literaria en el aula de LE, éste ha sido muy debatido. La complejidad del mismo consiste en la unión de los términos competencia y literaria. El término competencia proviene de los estudios de formación profesional, según Mike Fleming la competencia se define como:
“The intention was to place primaryemphasis on outputs (an account of the specific occupational role broken down into performance statements) and to recognise that the particular inputs (training courses, work, experience, prior learning) were contingent; it mattered more what prospective employees could actually do, not what training they had attended”. (Fleming M., 2004)
El término competencia, actualmente, tiene un significadomás amplio que el anteriormente citado, sin embargo, ha permanecido inalterable el énfasis en el producto final del proceso de aprendizaje: lo que nos va a interesar como profesores al emplear el término competencia es lo que sabe hacer el alumno con los conocimientos adquiridos; esto a su vez, implica la posibilidad de medir, evaluar, observar y comparar lo que aprende el alumno.
El adjetivoliteraria que modifica la palabra competencia no siempre encaja dentro del concepto de competencia como tal. Una de las razones es que desde un punto de vista crítico-literario, la importancia del proceso de leer, trabajar con textos literarios y producir una lectura nueva y personal es un sine qua non del campo.
En clases de LE, el trabajar con literatura significa encontrarnos con la culturameta, con el autor, la cultura del aprendiente, la experiencia personal del alumno y la influencia del profesor. Una de las principales consecuencias de la influencia de la “revolución comunicativa” en la enseñanza de lenguas extranjeras consiste en la importancia que se le ha dado a la literatura como un tipo de comunicación que pone de manifiesto la conexión entre el texto y el uso de la lengua. Ellector se ve inmerso en el universo del texto y a la vez descubre las relaciones con su propio universo interior o su experiencia vital. Lomas, C. y Miret, I. (1996:9) destacan que “… el auge de los enfoques comunicativos de la educación lingüística y el énfasis en el uso de la lengua ha traído consigo en el ámbito de la educación literaria (...) un mayor énfasis en el estímulo del placer de lalectura.”
La concepción de estos autores se acerca a la de aquellos que consideran que la interacción entre texto, autor y lector tiene lugar en el tercer espacio o área, a través de una lectura que se denomina estética y que estimula la concienciación del lector sobre “otros puntos de vista” o modos de vida.
Para Lomas y Miret la expresión literaria posibilita al lector (y al autor) acceder aunas experiencias y vivencias que quizás se han mantenido poco accesibles a la mirada convencional. El diálogo que se produce entre el mundo de los textos literarios y el mundo personal del lector resulta especialmente enriquecedor para este último, porque además de contribuir a desarrollar la valoración artística y estética del lector, contribuye también a la educación ética y la concienciaciónsobre “el otro” (Lomas C. y Miret, I; 1996: 18) Para Lomas y Miret, la adquisición de lo que se denomina la competencia literaria, entendida como la adquisición de hábitos de lectura, la capacidad de disfrutar y de comprender distintos textos literarios y el conocimiento de algunas de las obras y de los autores más representativos de la historia de la literatura, consiste en un largo proceso, en elque entran en juego aspectos cognoscitivos, morales, estéticos, lingüísticos y culturales (Lomas y Miret, 1996: 8-9), que se desarrollan de la misma manera que la adquisición de la competencia comunicativa de los alumnos, que requiere no sólo de un saber acerca de la lengua, sino sobre todo de un saber hacer cosas con las palabras.
Bierwisch M. (1965) definió en su día la competencia literaria...
tracking img