La comprension cristiana de la historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7253 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 18 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA COMPRENSIÓN CRISTIANA DE LA HISTORIA

Fredy Parra C.
Profesor de la Facultad de Teología
Pontificia Universidad Católica de Chile

I. Historia y novedad

Aunque puede parecer una obviedad es necesario partir este esbozo señalando que la fe judeocristiana comprende la realidad del mundo precisamente como “historia”[1]. Contrastando con diversas culturas y religiones, la concienciajudeocristiana entiende la historia -el tiempo asumido y vivido por la libertad- desde la perspectiva de la historia de salvación que a su vez se fundamenta en el Dios, Creador y Salvador-Consumador, Dios de la Promesa y de la Vida, que se ha revelado y se revela en la historia de la humanidad ofreciendo siempre un futuro de mayor alegría y plenitud a hombres y mujeres de este mundo. Por lo mismo, lahistoria tiene un origen y un término, una meta consumadora que da sentido al devenir temporal. El Dios Creador y Consumador[2] promete y, con ello, propone, caminos desde el presente histórico hacia el futuro nuevo que ofrece la misma promesa[3]. De ese modo se crea la tendencia hacia una historia futura que no es retorno a lo mismo, sino apertura a lo nuevo. Sea que se trata de la promesa de latierra, del reino, o del nuevo cielo y nueva tierra, o, de la resurrección de los muertos, o de la parusía que está por-venir, siempre hay la oferta de algo nuevo, de un horizonte, que dinamiza y orienta la historia y, a la vez, permite que en ésta se perciba sentido y movimiento. Se entiende que un movimiento sin fin, sin plazo, sin término plenificador, acaba en una circularidad, o un modelo deconstante pérdida y de retorno de lo siempre igual, donde nada llega a ninguna parte o todo queda inconcluso; sin un término, una meta que ofrece sentido y novedad, la historia se encurva y acaba por cerrarse sobre sí misma perdiendo su dinamismo histórico[4]. Ya la idea de creación establece la base de un novedoso paradigma: Dios ha creado libremente y por amor este mundo y lo ha creado en ordena una historia de salvación, ha creado una realidad temporal, con una meta consumadora, con plazo[5]. Desde entonces, el tiempo histórico de origen bíblico no mide la degeneración, sino la génesis de lo real y la perfección anhelada no se emplaza en el pasado sino en el futuro. Creado el mundo con el tiempo significa que es temporal, finito y mutable; significa que lo creado no es divino sinomundano, significa, ni más ni menos, que el mundo es creado (por Otro) desde el amor y para la plenitud, es creación y no generación (panteísmos) ni de-generación (dualismos)[6]. Es más, en su origen el mundo es bueno, muy bueno: Dios ve lo que hizo y ”he aquí que estaba muy bien” (Gn 1, 4, 10, 12, 18, 21, 25, 31): este el sello sobre su creación: el bien y no el mal es quien tiene la última palabra.II. Libertad y gracia

Decíamos al inicio que la historia no es sino el tiempo asumido y vivido desde y por la libertad. En efecto, no es posible concebir la historia sin la afirmación de la libertad. “La maravilla de la creación no consiste solamente en ser creación ex-nihilo, sino en lograr un ser capaz de recibir una revelación, de aprender que es creado y capaz de cuestionamiento. Elmilagro de la creación consiste en crear un ser moral”[7], un ser, en suma, capaz de libertad. Al crear Dios hizo y separó, creó una realidad otra, y en el caso del ser humano, creó a otro distinto de sí, libre y creador como Él. Creado “a su imagen y semejanza”, el ser humano debe tender a Dios de quien ha recibido el ser (imagen) y debe orientar su vida y su acción conforme a esa imagen buscandoser semejante a su Creador acogiendo a Dios mismo y dejándose conducir por su gracia. El ser humano es libre para llegar a ser lo que debe ser (filiación y fraternidad). En este sentido, la libertad es originaria, un don de Dios, responde a una vocación recibida: “habéis sido llamados a la libertad… servíos por amor los unos a los otros” (Gál 5, 13-15). “A diferencia de la del Creador, la libertad...
tracking img