La conciencia moral

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 13 (3067 palabras)
  • Descarga(s): 7
  • Publicado: 7 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La conciencia moral
Por J.R. Ayllón
14. El juicio más necesario
Ingrediente fundamental de la buena vida es la buena conciencia. Algo tan inmaterial como pesado, pues quizá nada pese más sobre nuestra propia conducta. Al final de su larga vida Kant confesó que las dos cosas que más le habían asombrado eran la contemplación de la noche estrellada y la conciencia humana:
"El cielo estrelladofuera de mí, y el orden moral dentro de mí".
Se refería a la conciencia moral. Porque "conciencia" tiene dos acepciones: una psicológica y otra moral. Conciencia psicológica es el conocimiento reflejo, el conocimiento de uno mismo, la autoconciencia. Conciencia moral, en cambio, es la capacidad de juzgar la moralidad de la conducta humana (propia o ajena). Es, por tanto, una capacidad de lainteligencia humana. De una inteligencia que tiene diversas capacidades, que es polifacética, porque hay -entre otras- una inteligencia estética, una inteligencia matemática, una inteligencia emocional, una inteligencia moral o ética.
Los animales no tienen conciencia. El ser humano tiene conciencia por ser animal racional, pues la razón es la facultad de juzgar. Conciencia moral es precisamente larazón que juzga la moralidad: el bien o el mal. No el bien o el mal técnico o deportivo -el que nos dice si somos un buen dibujante o un mal tenista-, sino el bien o mal moral: el que afecta a la persona en profundidad.
Hay acciones que afectan a la persona superficialmente, y acciones que la afectan en profundidad. Lavarse la cara afecta a la exterioridad de la cara; en cambio, mentir afecta a lainterioridad de la persona. Un periodista preguntaba a la modelo Valeria Mazza:
-¿Ha rechazado algún tabajo?
Y la respuesta es:
-Sí. Nunca hice un desnudo o pasé ropa transparente. Al principio me costaba mucho negarme, porque lo que quieres es trabajar, pero me daba cuenta de que eso afecta a tu personalidad.
Esas acciones que afectan al núcleo de la persona son las que sopesa la concienciamoral. ¿Qué importancia tiene la conciencia? La misma que un STOP, un "ceda el paso" o un semáforo. La importancia de lo que nos permite vivir como seres humanos. Porque si la razón no impone su ley, se impone la ley de la selva. Y entonces no vivimos como seres humanos, sino como monos con pantalones. Ésta es la alternativa: conciencia o selva.
15. De Sócrates a Gandhi
La conciencia es una curiosaexigencia de nosotros a nosotros mismos. No es una imposición externa que provenga de la fuerza de la ley, ni del peso de la opinión pública, ni del consejo de los más cercanos. Sócrates dice a Critón que las razones que le impiden huir "resuenan dentro de mi alma haciéndome insensible a otras". Los que, a lo largo de la historia, han actuado en conciencia contra la autoridad establecida, no lohan hecho por afán de rebeldía, sino por el pacífico convencimiento de que hay cosas que no se pueden hacer. Gandhi, acusado de sedición, se defiende en el más grave de sus procesos con estas palabras: "He desobedecido a la ley, no por querer faltar a la autoridad británica, sino por obedecer a la ley más importante de nuestra vida: la voz de la conciencia".
La conciencia juzga con criteriosabsolutos porque puede juzgar desde el más allá de la muerte. Un "más allá" que es precisamente lo que está en juego. Por la presencia de ese criterio absoluto, intuye el hombre su responsabilidad absoluta y su dignidad absoluta. Por eso entendemos a Tomás Moro cuando escribía a su hija Margaret, antes de ser decapitado: "Ésta es de ese tipo de situaciones en las que un hombre puede perder su cabeza yaun así no ser dañado".
Y entendemos que el abogado Átticus Finch, en un país racista, se enfrente a la opinión pública de toda su ciudad, por defender a un muchacho negro: Antes que vivir con los demás tengo que vivir conmigo mismo: la única cosa que no se rige por la regla de la mayoría es la propia conciencia.
Y entendemos también a Platón, cuando nos dice que la verdadera salvaguarda de...
tracking img