La conciencia religiosa en el hombre moderno

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2507 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“LA CONCIENCIA RELIGIOSA EN EL HOMBRE MODERNO.”

UNA PREMISA.

Un escritor inglés a observado agudamente que “los hombres raramente aprenden lo que creen ya saber"[1] es por eso que en la actualidad se puede advertir que la conciencia del hombre esta mucho mas disponible para ese sentido religioso con el que coincide la búsqueda del destino, y esta es una disponibilidad que hace unos años nose notaba.

UN OLVIDO EN EL CAMINO RELIGIOSO DEL HOMBRE.

El hombre en todos los tiempos, aun cuando declarara lo contrario, ha afrontado y y vivido un empeño interpretativo, la búsqueda de este nexo entre el instante y el todo, lo eterno es un fenómeno inevitable para la razón humana, porque el hombre desde siempre ha vivido la necesidad urgente de interrogarse y de no dejar sin respuesta lapregunta sobre el fin ultimo de su caminar.

Entre el polo de lo efímero y el del destino ultimo nace la chispa de la religiosidad, y es que es así com han nacido todas las religiones, pues en efecto, la religión no es otra cosa que el intento de la construcción teórica, ética y ritual del modo con que el hombre imagina la relación con su destino.

Eliot evoca dicha tradicion religiosa de lahumanidad, y menciona que los grandes iniciadores de la religion han propuesto a los hombres sus ofertas de sentido, como si dijeran:

• “Venid conmigo, yo os mostraré el camino.”

• “Este es el camino de la perfección.”

• “Para ser útiles a la historia, al mundo, este es el sendero que hay que recorrer.”

Cristo nos ha dejado igualmente hombres, pero nos ha dado laimposibilidad de pararnos, la tensión hacia el destino. “Siempre luchando.” Esta es la característica antropológica mas sensible que el anuncio de Cristo ha aportado ala humanidad.

Hoy en día sucede que los hombres han dejado a Dios no por otros dioses, dicen, sino por ningún Dios, y eso no había ocurrido nunca, que los hombres a la vez negaran a los dioses, profesando primero la razón y luego el dinero,y el poder, y lo que llaman vida o raza o dialéctica.[2]

¿COMO HA PODIDO SUCEDER?

Podemos decir simplificandolo, que hacia finales de la Edad Media, las sociedades que habían “reconocido” el “hecho anómalo” sucedió en la historia identificaban como origen, destino e ideal del camino a algo mas grande; Dios. La diversidad de los factores constituyen la personalidad humana, y la humanaconvivencia estaban llamados a una unidad. Pero en la Edad Media se ponía a la figura del santo como imagen ejemplar de la personalidad humana, una figura de hombre que habría realizado la unidad de si mismo con el propio destino. La ruptura en mil pedazos de aquella unidad y de esta figura humana constituye el gran cambio.

EL HOMBRE COMO DIVO.

La santidad, como ideal del hombre, le proyectabahacia algo mas grande que él, y en esta tensión hacía otra cosa le perfección, evidentemente residía en la nulidad de todos los factores humanos en Dios. Si el nexo, con lo que es mas grande que el hombre se elude, la perfección como totalidad de factores no puede existir, no es ni siquiera ya concebible.

El ideal de la santidad medieval es sustituido en el humanismo por el ideal del éxito humanoya no es Dios, en quien todo debe confluir en una unidad armónica, sino el “divo”, el hombre de éxito que solo cuenta con sus fuerzas.

¿DE DÓNDE PROCEDEN LAS ENERGÍAS DEL HOMBRE?

Evidentemente, el individuo no es fuente de su propia fuerza, esta proviene de algo distinto, algo mas grande. Y así, frente a un Dios cristiano no negado, pero eclipsado en una lontananza celestial, pronto lacreatividad ultima se identificara con la naturaleza, una naturaleza que es sustitución concreta de la divinidad abstracta.

El resultado de este clima del naturalismo renacentista esta bien indicado por una frase de Maquiavelo que registra con su acostumbrado cinismo la atmósfera y la mentalidad de las cortes del siglo XVI “Nosotros somos los hombres mas impios y mas inmorales que se pueda...
tracking img