La condicion humana y los desafios de la contemporaneidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4334 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La condición humana y los desafíos de la contemporaneidad*

Dra. Denise Najmanovich

La idea con la cual construí esta presentación, es la de generar una inquietud que espero que luego, en la parte de las preguntas, nos permita abrir un espacio de pensamiento conjunto. La palabra “inquietud”, tiene múltiples significados con los que uno puede conectarse. Algunos se relacionan con los aspectosmás bien negativos de la inquietud: la angustia, la preocupación (que no estaría tan mal, de vez en cuando, que sintamos en estos recintos), y otros con sus facetas positivas como la duda, la imaginación, la excitación, la efervescencia, la ambición. Mi convite de esta noche se relaciona básicamente con estos últimos y es por eso que propongo que vayamos por el lado en que “la razón gusta deestar en peligro” (como decía Bachelard). Yo creo que pensar la condición contemporánea implica necesariamente cierto disfrute del peligro. Es más, creo que pensar, a secas, es siempre una tarea de riesgo. Utilizo “pensar” en un sentido que va mucho más allá de un ejercicio racional; desde mi perspectiva, pensar es una práctica social encarnada. En este sentido, ir por donde la razón gusta de estar enpeligro, es una invitación a abrir un espacio para una sensibilidad diferente, para una emoción distinta. La condición contemporánea de alguna manera nos provoca y nos exige cambios, que al mismo tiempo nos entusiasman y nos dan miedo, haciendo que nos echemos para atrás. Barnett Pearce, un comunicólogo norteamericano, decía que “no se puede cambiar de paradigma sin atravesar un terremoto”. Sinembargo, parece ser que muchas personas quieren atravesar un sismo sentados cómodamente a la mesa y tomando el té.

*

Artículo escrito en base a la conferencia dictada el 6 de junio del año 2004 en el ciclo “Espacio de pensamientos acerca de la contemporaneidad. Formas de pensar la complejidad humana en los comienzos del siglo XXI”

1

Esta noche me gustaría que me acompañen a recorreralgunos territorios de la condición contemporánea. Quisiera adentrarme en ellos siguiendo el espíritu de la propuesta de Fernando Pessoa, cuando escribió “...navegar es preciso, vivir no es preciso”. Los invito a compartir un recorrido que asume que para poder moverse en los tiempos que corren es fundamental crear nuevas cartografías y sobre todo nuevas formas de cartografiar. El mundo queconocíamos, el mundo que llamamos “Moderno”, ese que describió tan bien Ricardo Forster para ustedes, aquel de “La Montaña Mágica”, donde podían sentarse unos cuantos años a conversar entre tuberculosos y simuladores de tuberculosis con ganas de conversar, no es el mundo en que nosotros vivimos. Vamos, entonces, a desplegar distintos escenarios que a mí me han conmovido mucho y que tal vez nos ayuden aencontrarnos con esto que llamamos la condición contemporánea.

Escenario 1: Comenzaremos nuestro itinerario por la película “Los soñadores” de Bertolucci. Voy a referirme específicamente a una escena, está la joven protagonista junto a su hermano (amante-hermano) y a su amante. Son tres nada más, pero el conjunto de relaciones citables excede largamente ese número y esto ya nos convoca a lacondición contemporánea: las relaciones posibles desbordan todos los marcos y todos los números con los que veníamos contándolas. Están a punto de suicidarse inspirando gas, aparentemente por decisión de la muchacha. Ellos están dormidos, hermosamente desnudos, y de repente, un ladrillo que viene de la calle rompe la ventana, rompe el clima, rompe el espacio-tiempo y abre una nueva posibilidad. Ellaenrolla la manguera con que llegaba el gas, ellos se despiertan, “¿Qué pasó?” preguntan. “Entró la calle en el cuarto”. Al escucharlo y verlo a través de la magnífica sensibilidad estética de Bertolucci tuve la convicción de que “entró la calle en el cuarto” era una suerte de fórmula exquisita para pintar nuestra condición contemporánea. Al mismo tiempo, mientras pensaba esto emergió en mí otra...
tracking img