La construcción de la españa liberal (1833-1874)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 47 (11535 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
3.- LA CONSTRUCCIÓN DE LA ESPAÑA LIBERAL (1833-1874)

1. LA REVOLUCIÓN LIBERAL-BURGUESA

El concepto de revolución liberal-burguesa es esencial para describir y explicar las transformaciones sufridas por las sociedades occidentales en los tiempos recientes. Podemos definirla como un proceso violento de sustitución de la sociedad feudo-señorial del Antiguo Régimen por una nueva sociedadliberal burguesa y capitalista.

Implica profundos cambios políticos, con la aparición del Estado constitucional organizado sobre la base de la libertad política Y la igualdad jurídica de los ciudadanos, la división de poderes y la soberanía de la nación; cambios económicos, con una gran expansión de las fuerzas productivas: crecimiento demográfico, relaciones de producción basadas en la librecontratación de la fuerza de trabajo, nuevo concepto de la propiedad, libre circulación de capital, creación de mercados nacionales; y una nueva ideología que postula la racionalidad y el cientificismo como forma de fomentar el crecimiento económico y el desarrollo. Todas estas transformaciones se producen bajo la hegemonía de la burguesía como clase social dominante y unas relaciones socialesencaminadas a garantizar la reproducción del capital, de ahí la denominación de capitalismo del nuevo sistema socio-económico.

En el caso de España, la revolución liberal-burguesa presentó como rasgos la lentitud y fragilidad de los cambios, las fuertes resistencias de los grupos privilegiados del Antiguo Régimen, la conflictividad e inestabilidad y, como marco general, el retraso en los cambiosfrente a los países de Europa occidental.

2. LA GUERRA CIVIL (1833-1840). APOYOS Y PLANTEAMIENTOS DE AMBOS BANDOS

A la muerte de Fernando VII, las tensiones acumuladas salieron a la luz en forma de una guerra civil especialmente despiadada, que se prolongó durante siete años, enfrentando a absolutistas y liberales. Tuvo su principal teatro de operaciones en el País Vasco y Navarra, aunquelos combates se extendieron también a los enclaves montañosos de Cataluña, Aragón y Valencia. La sangría no fue pequeña, pues perdieron su vida casi 200000 personas, cuando el país rondaba los trece millones de habitantes.

Desde la primera semana del nuevo reinado se concentraron partidas absolutistas en distintos lugares del país; mientras, la reina regente María Cristina buscó la ayuda delliberalismo, representado por el brazo burgués de la corte, pero no aceptó, por el momento, las presiones progresistas, que insistían en una mayor apertura del régimen.

Atento a los problemas iniciales de liberalización del Gobierno, el bando cristino reaccionó con lentitud, sin darse cuenta de que la sublevación ganaba terreno.

Por contra, el general guipuzcoano Tomás de Zumalacárregui,estratega formidable y líder austero, pudo disponer de un tiempo precioso para convertir unos efectivos escasos y dispersos en un ejército en toda regla, con un gran conocimiento del terreno.

APOYOS SOCIALES Y PLANTEAMIENTOS DE AMBOS BANDOS

Dos formas distintas de concebir el Estado, el Gobierno y la sociedad se encontraron en el campo de batalla con el pretexto de una guerra de sucesióndinástica.

El absolutismo monárquico, la intransigencia religiosa y la defensa de los fueros y del régimen tradicional de propiedad de la tierra constituyeron los elementos fundamentales de la ideología carlista, que fue configurándose a raíz de los primeros enfrentamientos de 1833.

El primer carlismo fue una verdadera reacción rural contra el progreso político y cultural de la ciudad. Apesar del protagonismo de algunos notables locales en ella, no perdió nunca su condición de insurrección popular.

Con el reconocimiento de los fueros vascongados por don Carlos, el carlismo se atrajo a la población campesina norteña, sacando partido del malestar provocado por la política uniformadora y anticlerical del liberalismo.

Sin embargo, no consiguió convencer a las clases...
tracking img