La contabilidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1219 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 24 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Creemos que la Iglesia tiene la responsabilidad de:
1. Cuidar de las personas involucradas en violencia familiar y atender a sus necesidades:
a) Escuchando y aceptando a las personas que sufren abuso, dándoles amor y la seguridad de su valía e importancia.
b) Destacando las injusticias del abuso y hablando en defensa de las víctimas, tanto en la comunidad de fe como en lasociedad.
c) Proveyendo un ministerio humanitario y de apoyo a las familias afectadas por la violencia y el abuso, tratando de que tanto las víctimas como los agresores tengan acceso al consejo de profesionales adventistas, cuando tal cosa es posible, o a la red de recursos profesionales disponibles en la comunidad.
d) Animando a los profesionales adventistas a especializarse y abrirservicio profesionales licenciados por la Iglesia, tanto para los miembros de iglesia como para las comunidades circundantes.
e) Ofreciendo un ministerio de reconciliación cuando el arrepentimiento del agresor abre la posibilidad del perdón y la restauración en las relaciones. El arrepentimiento siempre incluye la aceptación total de la responsabilidad por los errores cometidos, la disposiciónpara hacer restitución en todas las formas posibles, y cambios en la conducta para eliminar el abuso.
f) Proyectando la luz del evangelio sobre la naturaleza de las relaciones marido-mujer, padres-hijos, y otras relaciones próximas, y capacitar a las personas y familias a crecer a la luz de los ideales de Dios en su vida de relación.
g) Guardándose contra la tendencia a aislar en lafamilia o en la iglesia, tanto a las víctimas como a los agresores, aunque responsabilizando firmemente a los agresores por sus actos.
2. Fortalecer la vida familiar:
a) Ofreciendo una educación para la vida familiar que esté orientada hacia la gracia y que incluya la comprensión bíblica de la reciprocidad, la igualdad, y el respeto indispensable en las relaciones cristianas.
b)Comprendiendo mejor cuáles son los factores que contribuyen para la violencia familiar.
c) Tratando de romper el círculo recurrente de la violencia y el abuso observado a menudo dentro de las familias y a través de las generaciones.
d) Corrigiendo aquellas creencias religiosas y culturales sostenidas comunmente que pueden ser usadas para justificar o encubrir la violencia familiar.Por ejemplo, aunque los padres son instruidos por Dios para corregir redentoramente a sus hijos, esta responsabilidad no les da licencia para el uso de la crueldad, o para tomar medidas disciplinarias punitivas.
3. Aceptar nuestra responsabilidad moral de estar alerta y reaccionar frente al abuso dentro de las familias de nuestras congregaciones y comunidades, y sostener que tal conducta abusivaes una violación de las normas de vida adventista. Ninguna indicación o informes de abuso debe ser minimizado, sino por el contrario, seriamente considerado. Para los miembros de la iglesia el permanecer indiferentes e insensibles equivale a condonar, perpetuar, y posiblemente extender la violencia familiar.
Si vamos a vivir como hijos de la luz, debemos iluminar las tinieblas dondequiera laviolencia familiar ocurra en nuestro medio. Debemos cuidar los unos por los otros, aunque sería más fácil hacernos los desentendidos.
(Estas declaraciones están basadas en los principios expresados en los siguientes textos: Ex. 20:12; Mat. 7:12; 20:25, 26; Marc. 9:33-35; Jn. 13:34; Rom. 12:10, 13; I Cor.6:19; Gál. 3:28; Efe. 5:2, 3; 6:4; Col. 3:12-14; I Tes. 5:11; I Tim.5:5-8).-----------------------
[pic]

IGLESIA ADVENTISTA DEL SEPTIMO DIA – UNIÓN ECUATORIANA
Departamento de Educación
Mariano Paredes N72-49 y Rodrigo de Villalobos – Ponciano Alto
Quito - Ecuador

593 – 2 - 247-1146 280-4670
www.educacionadventista.ec

Quito
“Ciudad de Quito” - Norte
“Ciudad de Quito” - Centro
“Gedeón”
“Del Sur”
“Del Valle”

Ambato
“Ambato”

Santo Domingo
“Santo Domingo”
“CADE”...
tracking img