La conversion en san bernardo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 28 (6756 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
n nuestra charla anterior hemos afirmado que el monje es un converso, y expusimos algunos aspectos de la doctrina de la conversión según la tradición monástica y bíblica. El monje es un converso, no tanto porque haya dado el paso hacia la fe, sino porque siempre tiene que estar vigilante, revisando su vida, y volviéndose a su Dios a cada paso. Es doctrina común de los Padres del desierto:
SanIsaac el Sirio decía “que el arrepentimiento conviene siempre a todos, tanto al pecador como al justo” y que debería ser el estado normal del cristino que tiene el corazón triturado y contrito, y que vive el sacramento de la reconciliación. El mimo Isaac añadía: “El arrepentimiento no debería terminar ni en el tiempo ni en sus obras hasta el momento de la muerte”.
Así en la vida de los Padres deldesierto, se lee que cuando Sisoés el Grande iba a morir, los ascetas acudieron a él y según la costumbre le dijeron: “Padre, dinos una palabra de vida”. Y Sisoés respondió: “¿Qué podría deciros? Todavía no he empezado a arrepentirme .

No hace falta insistir en que la conversión, esa vuelta del monje hacia Dios, es algo de toda su vida. Es más, es una tarea que no sólo va a ser importante,por su duración, sino también por su intensidad, porque como veremos en esta conferencia, va a requerir un duro esfuerzo, un auténtico derroche de fortaleza espiritual, si el monje quiere llegar a la meta, al fin de su vida monástica, que con Juan Casiano decimos que es la pureza de corazón. Queremos abordar, ahora este tema de la conversión de la mano de un gran monje, forjador de monjes, y que esSan Bernardo. En su sermón 2º de Cuaresma, dice:

¿Hay alguno de entre vosotros que tenga obstinada su voluntad en algo? Desgarre su corazón con la espada del espíritu, que es la palabra de Dios; rómpalo y dése prisa a triturarlo. Sin romper el corazón es imposible convertirse a Dios de todo corazón .

Y más arriba nos dice:

Examina atentamente qué amas, qué temes y con qué gozas o teentristeces. Piensa si bajo el hábito monástico tienes un espíritu mundano, o tu sayal de converso encubre un corazón pervertido.
El corazón se manifiesta en estos cuatro afectos, y creo que de ellos se trata cuando se nos manda convertirnos al Señor de todo corazón. Conviértase, pues, tu amor y nada ames fuera de Dios o por Dios. Conviértase, también a él tu temor, porque está pervertido si temesalgo que no sea él o por él. Y conviértase también a él tu gozo y tu tristeza. Así será si sufres y gozas según Dios .

La primer pregunta que nos tendríamos que hacer es ¿qué es partir el corazón?, o mejor ¿qué nos quiere decir San Bernardo con esta imagen partir el corazón? Dar una respuesta a esta pregunta supone meterse en toda la doctrina bernardiana sobre el amor, aunque esto nos lleve unpoco lejos. Aunque el proceso sea un tanto largo merece la pena porque encontraremos la clave de la doctrina de la conversión en sentido bíblico y monástico.

“Las resonancias que despierta la palabra ‘corazón’ no son ni mucho menos idénticas en hebreo y en nuestras lenguas modernas. En nuestra manera de hablar, el corazón remite ante todo a la vida afectiva del ser humano: las emociones, lossentimientos. Se dice que nuestro corazón ama o aborrece, anhela o teme, pero no le asignamos ninguna función en la actividad intelectual. Y a veces, las lenguas modernas reducen el corazón a la afectividad: ‘revistas del corazón’, ‘dos corazones unidos’, ‘palabras del corazón’… Por eso, cuando se trata de la revelación divina, que ‘habla al corazón’, puede darse un malentendido desastroso.

Enel lenguaje bíblico, el corazón tiene un sentido mucho más amplio; puede decirse que designa a toda la personalidad consciente, inteligente y libre del ser humano. Es por tanto la sede y el principio de la vida psíquica profunda; designa el interior del hombre, su intimidad, su lugar oculto, su profundidad y su libertad.

Cuando habla del corazón, la Biblia intenta designar a toda la persona...
tracking img