La corrupcion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3827 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
VOCES DEL SILENCIO
“Sólo hay tres voces dignas de romper el silencio:
La de la poesía, la de la música y la del amor”
(Amado Nervo)

El silencio, esa ausencia de ruidos, de sonidos, de palabras, de hechos, de sucesos, de música, etcétera, es decir, esa pausa que nos permite estar a solas con nosotros mismos, a veces nos favorece, otras veces nos afecta.

Hay ocasiones en que el silencioes mucho más elocuente que las mismas palabras, como cuando nos negamos a contestar a una necia pregunta, o cuando nos guardamos las palabras en una discusión bizantina. En estos casos, los vocablos expresados podrían ser nocivos para nosotros, por ejemplo en el primer caso planteado; en cambio el hecho de no dar respuesta a una pregunta necia o maliciosa nos pone a salvo de alguna estratagema queno conocemos, o por lo menos nos resguarda de una pregunta mal intencionada que de pronto nos haría caer en una celada, y en estas circunstancias en lugar de satisfacer una necesidad, nos pondría en ridículo y hasta posiblemente en peligro, esto último dependiendo del asunto que trate la pregunta. En estos casos y en otros similares, el silencio es recomendable y se constituye en un instrumentode defensa.

Bueno, así como el silencio es útil para repeler una mala intención, de igual manera, sirve para ocultar una verdad, ya lo dijo: De Vogüe: “Hay silencios que son mentiras”, verdad que de ser descubierta serviría para solucionar un problema social; tal es el caso de conocer los autores de crímenes que agobian a una comunidad entera como en el caso de individuos que planean envenenarel agua de un acueducto, de tal manera que si en este evento guardamos silencio, dichos crímenes no únicamente se quedarían en la impunidad sino además contribuirían a que esa escala de contravenciones legales sigan su curso para mal de la sociedad. Este silencio, a diferencia del primero, en vez de ser necesario, al contrario, sería nocivo.

Diremos entonces, que el silencio que nos protege deuna estratagema, aparte de ser conveniente para quien lo acoge, es necesario y benéfico; pero debemos advertir que éste es de carácter individual, en cuanto está salvaguardando intereses particulares, mas no colectivos. Otra cosa sucede como en el caso planteado de los crímenes que afectan a la sociedad entera; allí el silencio es una especie de complicidad delictuosa, toda vez que oculta un malsocial, que de ser descubierto se lo remediaría y dejaría de afectar más a la comunidad. Siendo así, es preciso decir que esta clase de silencio conlleva una responsabilidad moral, social, económica y política.

Digamos entonces que hay silencios individuales y los hay también colectivos. El que vincula a una persona es individual y consecuentemente tiene una responsabilidad particular adiferencia del silencio que afecta a todo un conglomerado social, que ya posee una obligación de tipo general, en cuanto ya no es solamente la persona que calla la comprometida, sino una gran masa de seres humanos.

También hay silencios que perjudican a la persona que calla, por ejemplo cuando se nos imputa una gran mentira que menoscaba nuestro honor o nuestra reputación; aquí se impone desmentir lapatraña que se nos endilga y salir en defensa de la honra vituperada, porque de no ser así equivaldría a aceptarla como verdad; pues también lo dijo Bonifacio VIII: “El que calla, otorga”, tratando de significar que quien observa silencio ante una aseveración tan dura como comprometedora, es porque ésta es verdad, y en ese caso, no teniendo argumentos para combatirla, se guarda silencio frente adicha situación. Cabe igualmente hacer claridad que en no pocas ocasiones vacilamos ante una situación en que se ve comprometido el callar o el hablar; siendo así, es preciso regular el silencio, porque como hemos dicho, no siempre es oportuno callar, de la misma manera que tampoco es conveniente en todas las ocasiones hablar; en este sentido, es necesario dejar que la razón nos aconseje para...
tracking img