La cosmovision de tehilard de chardin

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 40 (9874 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 25 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA COSMOVISIÓN DE TEILHARD DE CHARDIN * Pbro. Dr. Julio Meinvielle1 Una metafísica del unir La actividad de Teilhard no se agotó en su tarea científica paleontológica sino que también se extendió abundantemente a las más grandes cuestiones referentes al origen y estructura del cosmos, abarcando problemas que interesan a la ciencia, metaciencia, cosmología, metafísica, teología y vida espiritual.Desde 1916 hasta su muerte aparecieron bajo su nombre y en revistas de prestigio universal, y también en forma de cuadernillos poligrafiados, muchas publicaciones en que se tocan estos problemas. Actualmente un grupo de hombres de ciencia admiradores de Teilhard está publicando sus obras. De estas obras la de mayor interés es la del fenómeno humano, escrita en Pekín en 1938, que constituye lo quese llamaría la Weltanschauung de Teilhard de Chardin. Parece ser una apología del pensamiento cristiano escrita en la esperanza de aproximar a la verdad a muchos hombres de estudio y de ciencia alejados de la Iglesia. Es una apologética nueva que, a veces, en la mente del autor, puede aparecer como la única válida. Podría decirse sin embargo que quizás tenga eficacia misionera y evangelizadora encierto tipo de personas. “La originalidad de mi creencia, escribía Teilhard, consiste en que echa sus raíces en dos dominios de la vida habitualmente considerados como antagonistas. Por educación y formación intelectual yo pertenezco a los hijos del cielo. Pero por temperamento y por estudios profesionales yo soy un hijo de la tierra ... Después de treinta años consagrados a perseguir la unidadinterior, tengo la impresión de que se ha operado, naturalmente, una síntesis entre las dos corrientes que me solicitan. Hoy creo, probablemente, más que nunca en Dios y, desde luego, más que nunca en el mundo. No está aquí, en una escala individual, la solución particular, esbozada al menos, del gran problema espiritual con el que choca, en la hora presente, el frente de avance de la humanidad.”2La tentativa de Teilhard, en su mera intención, no deja de ser peligrosa. Porque la ciencia actual no puede considerarse totalmente independiente de la filosofía moderna, la cual, como es sabido, es positivista, idealista y evolucionista. Querer entonces conciliar en una síntesis dos concepciones que se han de oponer necesariamente en muchos puntos fundamentales, no deja de ofrecer serios
Teilhardde Chardin es un jesuita, antropólogo de fama mundial, que murió en Nueva York en la pascua de 1955. Su reputación científica debe considerarse excepcional. Porque no sólo analizó los datos suministrados por otros hombres de ciencia sino que recorrió varias regiones de Europa, Asia. África y América, en las que hizo descubrimientos que le han hecho famoso. Su nombre está vinculado particularmenteal Sinanthropus Pekinensis. 1 . El presente artículo fue publicado en Estudios teológicos y filosóficos, año II, tomo II, nº 2, Buenos Aires 1960, 107-133 y recientemente en Diálogo 40, (Mendoza dic.2005), 127-154, con la siguiente nota: Reproducimos en DIÁLOGO este clarividente artículo del P. Menvielle, en el que muestra la falacia y el peligro para la fe que se encierra en el pensamiento deTeilhard de Chardin, promocionado en nuestros días en ciertos ambientes teológicos como nueva moda. Creemos útil llamar la atención con esta reflexión acerca de los riesgos de una lectura acrítica de sus obras. 2 Comment je crois.
*

peligros. Estos se agravan considerablemente, si tenemos en cuenta que así como Teilhard tenía gran dominio y autoridad en el terreno científico —particularmente enla Paleontología—, tenía muchísimo menos, y aún mejor diríamos, tenía deficiente formación en filosofía y teología. Además, la que pudiera tener, se hallaba influenciada por corrientes heterodoxas como la de Bergson y de Edouard Le Roy, caracterizado filósofo modernista3. La síntesis teilhardiana debía resultar confusa, y como tal, un semillero de equívocos y errores que habían de provocar...
tracking img