La crisis de la escuela

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 41 (10052 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CRISIS DE LA ESCUELA

I. INTRODUCCIÓN

La escuela es un producto histórico, una verdadera construcción cultural sometida a las condiciones de aparición y de construcción de la civilización occidental. Pero la escuela ya no es lo que era y está envuelta en una crisis compleja. Vivimos una nueva edad y nos hemos olvidado de recrear para esta nueva edad las instituciones que puedanresponder a los verdaderos principios y al mismo tiempo satisfacer pragmáticamente a las demandas del presente.
Normalmente nos acostumbramos al funcionamiento de las instituciones y concluimos que la presencia de las mismas en nuestra sociedad y en nuestra cultura es imprescindible, necesaria, natural. Se asocian a una temporalidad indefinida: existen desde siempre y para siempre.
Algo así sucedecon las escuelas. Habituados a ellas, instaladas en el paisaje de la modernidad, familiarizados con su funcionamiento y deudores en mayor o en menor grado de sus beneficios suponemos que toda educación se asocia y se concentra necesariamente en la escuela… y que su eventual desaparición o metamorfosis representaría un verdadero caos para la cultura y la humanidad.
Sin embargo, si la escuela esun producto histórico, solamente el esfuerzo por desnaturalizarla habilita la posibilidad de un cambio verdadero, de una auténtica transformación, de una adecuación real, efectiva, productiva a las necesidades y demandas del mundo que vivimos y al futuro que nos espera.
Si la escuela es producto y expresión de la modernidad, si fue su fiel intérprete, y terminó sostenida por una época históricacaracterizada por la seguridad, la racionalidad, la omnipotencia, el progreso, la confianza en el futuro y la fortaleza de la humanidad, la escuela no pude subsistir sin la presencia y los caracteres de la modernidad.
La modernidad ha entrado en crisis y sus principios han sido bombardeados principalmente a partir de los últimos treinta años del siglo XX: las ideologías han muerto, el progreso noes seguro, la omnipotencia ha dado lugar a la fragilidad, han muerto las utopías, el sueño de una historia en permanente avance ha cedido ante un presunto fin de la historia y clausura de las alternativas sociales, están bajo sospecha conceptos tales como revolución, patria, nacionalidad, territorios, creencias, y hasta el pensamiento fuerte de la razón ha cedido ante el avance de la razón débil,los conocimientos emocionales, intuitivos, aproximativo, borrosos, fragmentarios.
A la escuela no sólo le han quitado la modernidad, sino que le han cambiado el escenario: sigue representando su papel, pero son otros los actores que han entrado a escena, tienen otro libreto, han modificado el paisaje, el público está sentado esperando otras cosas.
La escuela – casi en un esfuerzo autista –persiste en sentirse bien, de lograr sus objetivos, en responder a presuntas demandas, pero lo cierto es que casi no habla, no puede levantar su voz, apenas si logra despertar la atención y hacer que la escuchen. Nadie quiere destruirla, sacarla del escenario, matarla… pero han cambiado de tal manera los códigos que no hay forma de lograr el entendimiento, y sobrevive más por tradición que pordemanda genuina.
Dentro de esta crisis de sentido que hoy atraviesa la escuela, trataremos de analizar también cuál es el papel de la pedagogía. La crisis de la escuela viene de la mano de una crisis de la pedagogía. Ésta es el resultado de la ruptura con la tradición, que ha conducido al ser humano a la incapacidad de vivir inserto en su propio presente. La crisis global de la sociedad tiene comoraíz la incapacidad de las instituciones transmisoras para cumplir su misión de hacer posible que los niños, los jóvenes y todos los hombres y mujeres se puedan situar significativamente en el presente, con la posibilidad de obtener convicción acerca de nuestro origen y destino.
El diagnóstico del mundo lleva a caracterizar la crisis pedagógica por la que pasamos como "final del mundo": la...
tracking img